Bienvenida al nuevo cabo de policía (Por Maite Hernández)

MIentras se aclara la situación del anterior y expedientado cabo jefe de policía ha tomado posesión del cargo el nuevo funcionario, como es de suponer en las mismas condiciones profesionales que el precedente.

Por Maite Hernández

Que sea bienvenido.
Nuestra más cordial bienvenida para el nuevo Cabo Jefe.

Suponemos que habrá podido comprobar el desastre absoluto en el que se encuentra nuestra policía, y que el descontrol y la desorganización que hay, es total.

No se asuste. Valdemor, es así.

Son las cosas de la herencia, por supuesto.

Es que en 7 meses no nos ha dado tiempo a solucionar lo heredado, que no veas si he sido generosa con el testamento.

Ya vemos en sólo tres días, que la cosa puede cambiar, y mucho.

De momento nos alegra su valentía, y sus ganas de afrontar este reto, que ya le anunciamos complicado.

Pero no todo son inconvenientes, y trabas. Cuenta con una plantilla preparada, profesional, dedicada, que colabora, y que su primordial interés es que esto funcione, de una vez. Por ello, seguro que va a contar con su implicación y apoyo.

Estaría bien que consiguiese jerarquizarla. Otro reto importante.

De momento vamos mal con los plazos para el curso de ascenso de la academia. Vamos, que no llegamos ni aunque al Secretario le entre el nervio.

Menos mal que hace tres plenos creo que fue por el mes de septiembre o así, ya estaban las bases presentadas y para revisar, eeeehhhh Sr. Redondo?.

¡Ayyyyyy, que le hemos pillao en esta también!

La historia se repite, y resulta que de lo que pone en el presupuesto, pues de Sargento nos hemos quedado en Cabo, eso si, adelantado, ya que no le esperábamos hasta dentro de cuatro meses, si no lo hubiese remediado la Virgen de las Mercedes, y de tres plazas de Cabos que íbamos a sacar, nos quedamos en -1, descontando al expulsado.

En fin, con esta dificultad añadida, que es que tendrá que hacer el camino sólo, esperamos que a parte, le dejen trabajar como Dios manda, y que sepa imponerse si sucede lo contrario.

No se si le gustará el color que elegí para el despacho de jefatura, espero que si. Aunque me da que no reparará en esas pequeñeces. Hay cosas bastante más importantes en las que fijarse. No como otros. El mobiliario no es cosa mía. Intenté cambiarlo pero ante las fuerzas brutas, tuve que desistir de mi intento.

La sala contigua a ese despacho, que ahora okupan dos agentes que sólo hacen turno de mañana, estaba destinada para sala de briefing, pero también tuve que desistir en mi empeño, puesto que por la vía de la violencia me era imposible ganar. Ni sé artes marciales, ni soy Matrix.

Pues, confiamos en su buen hacer, le deseamos una magnifica gestión, y que logre conseguir sus objetivos marcados.

Podría empezar por comprar unos cascos para las motos.

Recuerdan, aquellas cuentas que echamos en su día?, las de los factoriales?, pues mira tu que ahora no hay ni un sólo casco, y no las pueden utilizar. Dos motos nuevecitas, todo el día en el garaje. La próxima subvención, nos la quita la Comunidad.

En fin, como se diría en términos taurinos, que ya estamos entrando en faena, valor y al toro. 

O a la tora.

Felices Fiestas.

Y que sea bienvenido.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.