La dentellada del Cocodrilo

La señora alcaldesa de Valdemorillo, doña Pilar López, se lamenta y protesta en los últimos plenos de ser perseguida y calumniada; yo vengo siguiendo con gran interés, asistiendo desde el primer momento de cada pleno, el desarrollo del orden del día y los términos, que los concejales y concejalas, vienen empleando en sus intervenciones y teniendo en cuenta la forma en que se conducen, a pesar de la continua provocación de los concejales del equipo de gobierno y de la misma alcaldesa, no me ha parecido que haya impertinencia alguna ni en el contenido ni en la forma.

Podría decirse, que el tratamiento que cada interviniente utiliza al dirigirse al pleno podría ser más protocolario, pero no que falte respeto a la presidencia ni a los demás concejales, si no todo lo contrario. En lo que respecta a la persecución podría decirse, que quien decide los temas a debatir es la persona a la que se dirige la atención y se está observando siempre, sobre todo si se establece una fórmula que es tan confusa como el tener la información oculta hasta el último momento, en el mejor de los casos, o totalmente reservada en algunos de ellos, ya que hemos visto cómo se han entregado informes técnicos y jurídicos en el mismo acto del pleno, cuando es preceptivo que estén materialmente acompañando el expediente que ha de verse en la sesión informativa, que por su falta de documentación cabría ser reputada de inútil y por lo tanto aplazada hasta que los expedientes sean completados. Que yo sepa nunca ha sido empleado este recurso, lo que dice mucho de la tolerancia de la oposición. Hay más, en esto de los informes técnicos, que no sólo llegan tarde, sino que hasta tienen que ser solicitados en el pleno y algunas veces su presentación es aplazada para otro pleno.

En el tema de la calumnia, ¿Debe considerase así, puntualizar decisiones que se toman en pleno, en contra de las leyes que regulan las sesiones y establecen los límites de decisiones que aprueba la mayoría, que por su propia naturaleza están fuera de dichos límites? Considérese la paciencia necesaria para poder contenerse ante acciones del tipo de las descritas.

Decía doña Pilar, en el último pleno extraordinario, que ella ponía la mayor atención en utilizar todas las oportunidades para traer dinero  al pueblo, lo que me parece que lo decía para justificar algunas determinadas decisiones como la de vender durante un periodo de cuarenta años una plaza del pueblo para construir un supermercado privado que va a destruir la red comercial existente y gran parte de los puestos de trabajo que esta red proporciona. ¿Es esto una calumnia o simplemente una denuncia pública de lo que es un abuso de su mayoría absoluta?  

RG

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s