Maltrato a la cultura en Valdemorillo

Desde hace más de  doce años conozco  las actividades de la Tertulia Literaria “La Fuente”. No he sido una habitual de sus sesiones, pero he asistido a las que el tiempo y el trabajo me han permitido.

La labor de una actividad como la desarrollada por La Tertulia es un ejemplo de tenacidad y una oportunidad de encuentro entre amigos, vecinos, interesados esporádicos, que alrededor de una programación anual, previamente fijada, activa exposiciones, coloquios, viajes y publicaciones. 

 

Una actividad que reúne en cada sesión mas de cuarenta asistentes, en la última que estuve mas de sesenta, y que sólo ha requerido de espacios municipales para sus actos mensuales, no puede ser mas que una oportunidad para el Ayuntamiento, para el concejal y alcalde responsables de turno. Una oportunidad para demostrar lo que se  dice en los programas municipales, eso que algunos llegan a llamar contratos sociales. No es el caso del grupo que ahora dirige el Ayuntamiento de Valdemorillo, estos no cumplen ni con la cultura, ni con nada.

No me ha sorprendido que ahora  no se permita a la Tertulia Literaria “La Fuente” el uso de las dependencias municipales para los actos que tiene programados. Tampoco el conocer las tristes explicaciones dadas desde la concejalía de Cultura. Todo lo que no quede bajo el control de la señora Alcaldesa, sus intereses o su ego superlativo, sobra en este pueblo.

Ya no queda nadie al que negar el uso de las dependencias municipales. Actividades culturales como la citada, las ecologistas que también fueron desahuciadas hace ya varios meses, y todo el resto de las cada día mas escasas actividades municipales pasan por caja y están controladas, o no son.

Este municipio perdió su categoría de pueblo, para pasar a ser el cortijo de la señora López Partida y sus acólitos hace ya demasiado tiempo. Y como en los cortijos, sólo los intereses del señorito tienen cabida en el mismo.

El trato que se da a las iniciativas ciudadanas de Valdemorillo, sea cual sea el fin de las mismas, es lamentable y discriminatorio. Sin embargo, estoy segura de que, como en otras actividades censuradas, los responsables de La Tertulia encontrarán los recursos y ánimos para proseguir su actividad  durante muchos años más.

María León Parro

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s