“El humor y la sabiduría son las grandes esperanzas de nuestra cultura.”

Escribía Sigmund Freud en su libro “El malestar en la cultura”: “no podemos eludir la impresión de que el hombre suele aplicar cánones falsos en sus apreciaciones, pues mientras anhela para sí y admira en los demás el poderío, el éxito y la riqueza menosprecia, en cambio, los valores culturales genuinos que la vida le ofrece”.

El pueblo de Valdemorillo tiene una magnifica Tertulia Cultural, pero, lamentablemente no controlada por la señora  Alcaldesa. Junto a la cultura está la disconformidad, la opinión, el conocimiento. Donde está el conocimiento anida la  opinión, donde existe opinión hay critica, pero critica limpia,  sin ambiciones de poder, sin color político; y lo peor es que la cultura del conocimiento da la libertad que injustamente incomoda a los políticos poco o nada democráticos.

Los hombres se distinguen menos por sus cualidades naturales que por la cultura que ellos mismos se proporcionan,  los únicos que no cambian son los sabios y los completamente idiotas. La cultura engendra progreso y sin ella no cabe exigir de los pueblos ninguna conducta moral. El proceso cultural no puede llevarse a cabo sin rebeldía ansiosa de libertad.

 

PROF. JESÚS GONZÁLEZ MARTÍN. Asiduo tertuliano, perjudicado por el despotismo no benevolente o deslustrado. Febrero 2009

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s