Casa de cultura de Valdemorillo

Giralt Laporta la llamaron, en honor a Doña María, quien sabía lo que la cultura puede representar para un pueblo y a bien tuvo donar ese terreno para que se construyera. A todos aquellos visitantes a los que he tenido la oportunidad de enseñarla les sale siempre un comentario agradable. Es de agradecer, al fin y al cabo la sentimos como nuestra.

Aun recuerdo la emoción contenida, no se si romántica o estúpida, en el acto de su inauguración, mientras se izaban las banderas por todo lo que aquello, yo sentía, que representaba.

Dejadme, amigos nacidos en Valdemorillo que, aunque yo sea de Béjar y presuma de tener una plaza de toros mas antigua que la Candelaria, a estas alturas de mi vida y después de treinta y cinco años de andar por estas tierras, gracias a Félix Pólux, que en paz descanse, me sienta como uno mas de Valdemorillo y estoy seguro que muchos amigos de la Tertulia Literaria La Fuente también.

Es un hecho que a donde quiera que vamos y vamos a muchos sitios, desde Trujillo a Roncesvalles, desde la Alpujarra granadina a Valladolid y a cualquier parte, llevamos con orgullo nuestra Casa de Cultura de Valdemorillo. Si, si, tengo que decir nuestra casa, no solo porque se haya construido con nuestro impuestos, que ya han escrito otros, sino por que la hemos hecho crecer y la sentimos nuestra.

No han pasado ni diez años, quien nos lo iba a decir, tanto ha crecido el número de las actividades en Casa de Cultura, que nos tenemos que ir fuera. Supongo que de todas las actividades, que se desarrollan, esta de LA TERTULIA será la menos interesante.

Que tristeza, que coraje, que pena, que rabia contenida. Que silencio.

 

Salgan desde estas líneas dos peticiones:

         La primera, a las autoridades que nos gobiernan: Trabajad para construir un centro en el que tengan cabida tertulias abiertas a todo el mundo como la nuestra, porque la vida es de los espíritus abiertos y libres. Quizás, con poco, se puedan acondicionar uno o más huecos de la plaza de toros para esta y otras actividades.

         La segunda, a los amigos de la Tertulia Literaria La Fuente: Levantad el ánimo. No hay mal que por bien no venga. Pensemos al revés, pensemos que es un hijo al que hemos destetado, dado de comer, que ya es mayor y se va de casa. Siempre estaremos ahí para ayudarle y protegerle o echarle una regañina o una bronca, si es el caso, como ahora.

         Acabo de escribir: …espíritus abiertos y libres. No se si viene al caso pero me ha saltado en la cabeza la frase que una amiga dice de vez en cuando: “Soy esclava de mis palabras y libre en mi pensamiento” o algo parecido. He pensado bastante sobre esta frase y finalmente llego a una conclusión: Yo pienso lo contrario. Me considero libre en mis palabras, incluso en lo que escribo y me siento esclavo en mi pensamiento. No soy capaz de librarme de él y hay muchas veces, como ahora, que bien quisiera.

         Vaya mi agradecimiento personal a Doña Milagros González Argüeso (Concejala de Cultura) por que me consta su esfuerzo por evitar este desaguisado.

Pasadlo bien.

Andrés Matas Martínez       

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s