Próxima estación Callao ¿Conexión con Sol?

La sede del PSM se traslada del barrio de San Blas a la plaza del Callao, al emblemático edificio Palacio de la Prensa.  Ya sabemos que aun en estos tiempos de crisis estamos de mudanzas.

Esta importante decisión, tanto desde el punto de vista presupuestario, como desde el político e  imagen, es de las que dejan desconcertados, mas a los propios, que a los ajenos. Es de desear que la medida redunde en beneficios orgánicos y electorales. Un mejor emplazamiento siempre facilita el orden de batalla, según recogen los clásicos, tanto en el arte de la guerra, como en el del comercio y otras actividades sociales. El momento y los recursos empleados son  cuestiones que, dado el proceso iniciado, no podrán más que valorarse con una mayor perspectiva temporal. 

El contexto político, inmerso en la crisis económica mundial, nacional y local, se nos adorna con el espectáculo de la corrupción pepera, donde, no conviene olvidarlo, el guión lo escriben parte de los suyos, que, por miedo o negocio, denuncian a sus otrora compañeros, socios o jefes. Luego la justicia y las filtraciones vienen a dar parte a la opinión pública. Y ahí estamos pendientes del titular, los telediarios o el parte de la SER.  En este barrizal toca atender lo que en nuestras demarcaciones territoriales nos afecta. En Valdemorillo no sabemos si hay gurtelianos, si sabemos que hay malayos, además de topos y hospicianos hijos del fornicio, como decía alguna gacetilla de real encontrada en librerías de viejo. También hay SEÑORES, y así lo escribo, con mayúscula, para igualar el énfasis con el que ayer se les mencionaba por la regidora de esta villa, cuando se refería a los que donan dineros para la atención de la salud de los vecinos. SEÑORES propietarios de las tierras altas, de mansiones y cuadras, cuyas fincas no hay manera de saber si quiera si pagan la contribución rustica aunque, violando las normas urbanísticas, hagan uso residencial o palaciego. Insistió en su rogativa la regidora esperando que otros de ellos,  LOS SEÑORES, imiten al benefactor y se estiren, que algunos lo hacen menos que el portero de un futbolín.

Para conocer de cómo controlar los ingresos ocultos, las obligaciones no exigidas, las cuentas falseadas, la corrupción urbanística, como de mejorar en la ordenación social y la participación ciudadana, habrá que ir donde se pueda encontrar el apoyo. Si se encuentra en la Plaza del Callao sería estupendo. En Miguel Fleta, 8 no ha sido posible.  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s