Mi Pleno particular-5

El lunes dieciocho de este mes de mayo asistí, como tengo por costumbre, al Pleno Ordinario del Ayuntamiento de Valdemorillo. Sentí en algunos momentos que estábamos ante un Pleno diferente. Básicamente por dos o tres razones:

Primera.- Las modificaciones en las ordenanzas fiscales de Recaudación e Inspección y del IBI tenían un carácter puramente social: Rebajas o facilidades de pago para los más débiles económicamente o con problemas y/o para las familias numerosas.

Segunda.- Después de años de peleas, entre Oposición y Gobierno, sobre la bondad o los errores en las cuentas municipales, finalmente se descubre el fallo en un apunte contable del año 2004 y se explica: Un dinero recibido, del programa PRISMA, tenía que haberse contabilizado cancelando un crédito pedido, justamente, para un proyecto del PRISMA y se contabilizó mal. Quizás… sea este un buen momento para empezar con una propuesta que se olvidó por el camino: La de hacer un Plan de Saneamiento Contable. No hacerlo y perder este momento o esta oportunidad, me parecería lamentable. Animo a toda la Corporación a que aproveche esta ocasión. No quiero entrar en el debate que allí se montó (Hubo para todos; si no, no sería un Pleno en Valdemorillo). Pero me resisto a olvidar una frase de Doña Carmen Villanueva: “Entiendo que la política es mentir ¿Pero Tanto?

Tercera.- Urbanizaciones. No es la primera vez que Don Luís Herranz saca el tema. Habla de regularizar la situación de las urbanizaciones. Todavía no me lo  creo: TODOS SE PONEN DE ACUERDO para formar una COMISIÓN que estudie el tema. Entiendo que hay dos dificultades en este asunto: La asunción de responsabilidades, que ahora asumen las Juntas Directivas de las urbanizaciones, y deben ser asumidas por el Ayuntamiento y otra que se refiere al coste que esto supone. Por darles una idea a nuestros vecinos del casco: Vivo en Mojadillas, no tenemos lujos en la urbanización, tan solo un señor que nos hace la vida más cómoda reparando averías, cuidando las zonas verdes, mirando un poco a los que entran y salen,… Eso nos cuesta un euro al día (La parcela de mil metros). Si en Valdemorillo hay unas cinco mil parcelas suman cinco mil euros al día que, por trescientos sesenta y cinco días, nos da un millón ochocientos veinticinco mil euros al año. Bueno, si es bisiesto un poco menos. Organizando el tema estoy seguro que se podría ahorrar algo. Naturalmente estoy hablando de los servicios que todavía no nos da el Ayuntamiento. No hablo de recepciones por que todo el mundo debe saber, a estas alturas de la película, que de hecho están recepcionadas, aunque el Ayuntamiento no quiera firmar ese “papelajo”.

¡Échele imaginación y coraje Doña Pilar! Ya ha dado el paso más difícil.

Pasadlo bien. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s