El pantano de El Cerro está empantanado, ¿quién lo desempantanará?

En las lindes de Valdemorillo y Navalagamella hay pleito sobre la viabilidad de desarrollar un macroproyecto urbanístico sobre estos parajes de indiscutible valor ambiental y paisajístico.

La iniciativa inmobiliaria se ha visto envuelta en circunstancias de diversa índole. La primera es que el registro de la propiedad de San Lorenzo de El Escorial tiene inscrita la propiedad sobre la que se pretende la actuación urbanística en el término de Valdemorillo en más de la mitad de la misma.  No obstante la licencia de obra sobre el proyecto se ha concedido por el Ayuntamiento de Navalagamella en su totalidad. Esta Asociación si dirigió a sendos Ayuntamientos solicitando la aclaración de estos términos, sin que hasta la fecha conste aclaración alguna sobre los datos obrantes en el Registro de la Propiedad.

Cuando esta operación fue conocida por los vecinos de Valdemorillo, particularmente por los de las urbanizaciones de Cerro Alarcón y Ampliación dio lugar a una recogida de firmas y fondos para la interposición de un recurso contencioso administrativo con el fin de salvar este paraje de la brutal actuación urbanística en marcha. Cubiertos aquellos objetivos se tomo la iniciativa y ya ha sido admitida a trámite por el Tribunal Superior de lo Contencioso de Madrid.

Dentro de las históricas formas de actuar de la Sra. Alcaldesa de Valdemorillo  quiso disimular su real participación en esta operación con manifestaciones y escritos que sabíamos carecían de fiabilidad pues llevaba mas de diez meses hablando con el alcalde de Navalagamella y parte de su equipo de gobierno, lo que no solo ocultó, sino que negó sin ningún rubor. Fueron miembros del equipo de gobierno de Navalagamella, no conformes con el desarrollo del expediente de urbanización del Club, los que pusieron sobre aviso de este doble lenguaje. Hoy ya se conoce también que el abogado para cuestiones urbanísticas del Ayuntamiento de Valdemorillo, José Mariano Benítez de Lugo, es el letrado que aparece en el escrito de admisión del tribunal encargado de la defensa del proyecto de urbanización del paraje del Club Náutico de Cerro Alarcón. Al margen  de otras cuestiones, este abogado ha participado en asuntos como el Convenio de Prado Aulencia, cuya nueva fase esta también en fase de recurso; otro  asunto en que ha participado ha sido el  de la policlínica CEMEI, del que  el Ayuntamiento no ha contestado  los recursos, ni se han entregado copias de las documentaciones solicitadas ; otros casos más y está pendiente que el Ayuntamiento actue sobre  sus propiedades,   después de haberse informado por los servicios técnicos que no constan expediente de construcción ni licencia de obra de la vivienda existente en un paraje protegido.

Estamos seguros que la iniciativa de los vecinos que recurrieron la autorización concedida por el Ayuntamiento de Navalagamella deberá tener el resultado perseguido y con el que nos sentimos identificados.

M21

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s