Atrapados en las deudas

En una sesión convocada a las diez de la mañana siguiendo la consigna de ocultación de actuaciones a la ciudadanía, se desarrolló este Pleno extraordinario al que, además de la corporación y dos empleados municipales han asistido ocho vecinos.  Parte de estos fijos del salón de actos ya pudieron escuchar en el primer pleno de este mandato como se instaba desde la oposición a clarificar las cuentas y a acometer un plan de saneamiento económico. Así lo recogen las actas, que aunque muy tardíamente van apareciendo y transluciendo lo que en estos actos plenarios se aborda, por quién y como.

Hoy ya tenemos una primera dimensión oficial de la quiebra económica con este apartado que se va a financiar por parte del plan previsto por el gobierno de nación. Es muy sorprendente que en estos tiempos en que los bancos niegan de manera peligrosa la financiación a pequeños empresarios y autónomos, se libren créditos con las carencias de gestión y solvencia como la que se puede observar en los informes y propuestas del proyecto presentado por la alcaldesa y su accidental interventor.

Los datos aparecidos en este plan y otros incuestionables, aunque no se citan en tal documento, cifran la deuda por encima de los diecisiete millones de euros. Este primer acto en las circunstancias de gestión municipal habidas no debería quedar sin consecuencias para sus responsables, caso de acudir a la financiación propuesta por el gobierno. No parece que esté dentro de lo previsto un filtro analítico de cada propuesta por parte de la administración actuante y financiadora. Esto parece que le da cierto oxigeno a la alcaldesa, que no duda en trasladar  que por todos lados hay situaciones como la de Valdemorillo, incluso peores. A todas ellas habría que aplicarle similar protocolo de control. Es un alto riesgo que pudiera extenderse la figura de una “amnistía” de gestores  que han llevado a sus pueblos y ciudades a la quiebra. La financiación por bancos y cajas, en estas circunstancias, son auténticos cepos para la democracia local, el nivel básico y fundamental de generación de confianza ciudadana en la política. Se acude a la salvación de los bancos y estos a los ayuntamientos. Y los ciudadanos pagarán las deudas y si no pagan se les perseguirá.

Es tiempo de marcar muy nítidamente las diferencias. De impedir que oportunistas, bucaneros  y sinvergüenzas destrocen los instrumentos fundamentales que la democracia tiene para funcionar, los partidos políticos. Grandes o pequeños valdrán lo que sus representantes sean capaces de mostrar en su nivel de responsabilidad institucional. El contexto socioeconómico no va a facilitar las cosas, pero cualquier iniciativa, individual o asociada, puede ser positiva.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s