Kakaja Madrid

Junto al calor veraniego llega por estas fechas, en los últimos años, la vorágine del mercado futbolístico. El renacer de las esperanzas de aficionados frustrados por la temporada pasada o deseosos de que su equipo repita las azañas alcanzadas. Los mismos ciudadanos que  ven como la crisis económica les aprieta cada día más.

En este teatro se hacen imprescindibles los medios de comunicación, sin excepción, para que el objetivo último, que todos los aficionados bendigan el resultado de las compras, ventas, trueques o cesiones. Todo ello engrasado con miles de millones de las antiguas pesetas, lubricado con la palabrería, tipografía e imágenes que fueran necesarios. Los medios son del negocio y los negocios sueños son. El sueño de los fines de semana para olvidar los otros seis días de esfuerzo también para engordar la cuenta de resultados de los otros socios imprescindibles para el mercadeo futbolístico, los bancos y las cajas. Los bancos de dentro, de fuera o del paraíso terrenal de turno.

En estas fechas en las que con mas claridad se observa la dimensión de la crisis económica, especialmente en nuestro país, cuando no parece que nadie se atreva a explicar por que los dineros, prestados o a fondo perdido, que han llegado a los bancos y cajas no se traducen en iniciativas para amortiguar la situación de miles de autónomos, de pequeños empresarios y familias, cuando esto ocurre, nos cuentan que Caja Madrid ha despachado un crédito cien millonario para cubrir las necesidades de uno de los culbs de la capital, da igual al que fuera, pues llegará la transfusión al otro, en caso necesario. Después de toda la trifulca habida y no resuelta en la transformación pretendida en Caja Madrid, esta se implica en una operación absolutamente contraria a la imagen que una entidad así debería dar.

La coincidencia en el tiempo con la publicación del informe de la OCDE sobre el fútbol deja todavía más en evidencia el fondo de la operación de KAKAJA MADRID. Este organismo ha definido al fútbol como el  deporte perfecto para blanquear dinero. Que ha dejado de ser un deporte popular para transformarse en un negocio global (compra venta de jugadores, derechos televisivos, publicidad, comisiones, apuestas) que queda muy lejos de poder ser controlado por la Hacienda pública.

Sorprendente la suavidad con la que los partidos políticos han abordado esta operación de la organización que se anuncia y presenta como la primera marca española. Ello la sitúa a la cabeza de la trama denunciada por el informe de la OCDE, lo que debería hacernos pensar y a algunos responsables políticos a levantar la voz con alguna propuesta o manifestación de futuros cambios  alrededor de esta orgía financiera. Los tiempos que corren no permiten aventurar que las familias que no puedan cubrir sus necesidades vayan a sustituirlas enfundándose una camiseta  blanca, azul o  roja.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s