¿Los políticos?

Preguntáis si los políticos que nos metieron en la crisis podrán sacarnos de ella. Es una pregunta muy interesante, porque da por hecho que sabemos quién nos metió en la crisis. Las informaciones que disponemos de los expertos en economía son relativamente imprecisas. Juan Torres López, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Sevilla, ha hecho estudios muy precisos y los ha publicado, que abarcan desde la burbuja inmobiliaria en España, las hipotecas basura en EE.UU., la gran estafa de Madof, los diversos bancos de primera categoría que derivaron sus créditos a operaciones de especulación, en lugar de dedicarlos a la economía productiva; claro estaba que la especulación producía mayores y más rápidos beneficios que la financiación de las empresas, pero cuando todo el mundo pretende especular se pierden los campos de operaciones y hay que inventar otros nuevos. Recordar cómo agotadas las posibilidades de aumentar más los precios del petróleo, los especuladores volvieron los ojos a los productos alimenticios, como el arroz y el trigo creando una reacción de hambre y miseria  en los países más pobres de la tierra.

Dice Juan Torres que,  “los bancos y las cajas de ahorros, buscando la rentabilidad se inmiscuyeron en el juego especulador, desnaturalizando su función y en lugar de intermediar entre el ahorro y la actividad productiva lo hicieron entre el ahorro y los mercados financieros especulativos a través de operaciones muy arriesgadas que al final salieron mal, como no podía  ser de otro modo, y las ha descapitalizado.”  

Los culpables de la crisis, según la información que tengo, resulta imprecisa pero de cualquier manera señala y califica con toda claridad las pasiones humanas que indujeron a convertir el parquet de las bolsas en finos mármoles de las salas de juego de las Vegas o de otras urbes especializadas en la codicia y la avaricia. Cada uno podría jugarse el dinero en lo que le plazca, siempre con la condición de que sea suyo, pero los fondos bancarios no son de quienes los administran, a veces ni siquiera de los accionistas que invirtieron de buena fe para que las instituciones bancarias cumplan su cometido de financiar las empresas productivas, mediante un beneficio suficiente pero no exagerado. Las reglas de juego bancarias, que deberían haber esgrimido los bancos centrales no han funcionado. El libre mercado, al que el neoliberalismo ha confiado la regulación de los mercados mediante protocolos desentonados con las realidades, tampoco ha funcionado. Y a pesar de todo nos atrevemos a asegurar que los políticos nos han llevado a la crisis. Verdaderamente es interesante ¿No os parece? Bastante harán los políticos con achicar la inundación aunque sea con cubos de mano.

 

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                           

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s