La violencia de Género en el cine

De entrada, presentar una película que trate sobre el maltrato doméstico puede resultar oportunista de cara a la taquilla. El cine ha reproducido la expresión sexista, imponiendo la violencia que se transmite a través del lenguaje, cuando se reproducen los comportamientos de una sociedad en la que predomina la cultura y la ley del varón, cuando se presenta a la mujer como simple objeto sexual, expresando la relación de desigualdad entre hombres y mujeres, basando en la superioridad de un sexo sobre el otro. Presentando a las niñas como personas que aprenden a ceder, pactar, cooperar, entregar, obedecer, cuidar… aspectos que no llevan al éxito ni al poder y que son considerados socialmente inferiores a los masculinos, quedando las mujeres reducidas al espacio doméstico de la familia.

 

El cine, como otras manifestaciones culturales y artísticas del saber y la creatividad humanas, ha nacido y se ha desarrollado no sólo para divertir y entretener, sino también para educar y concienciar sensibilizando a la población adulta y a los jóvenes de que los patrones patriarcales y las creencias discriminatorias hacia las mujeres son las simientes de la violencia de género. Que no sólo se concreta en la violencia física (violencia doméstica), sino que se refleja en la exclusividad de la responsabilidad de las tareas del hogar.

Otras veces, los mismos personajes de la película defienden a la mujer, o ellas se vengan por sí mismas. El manantial de la doncella de Ingmar Bergman, o Sin perdón,) de Clint Eastwood, son películas de castigo y venganza hacia quién maltrata a una mujer, en el primer caso una doncella violada y asesinada por unos bandidos, en el segundo caso basada en su totalidad en la venganza de unas mujeres que contratan a un pistolero por unas lesiones brutales producidas a una mujer en un burdel. Una película muy significativa es El color púrpura de Spielberg, en el que varias mujeres, maltratadas por sus maridos o amantes, van liberándose paulatinamente gracias a su solidaridad, a la educación o a la lectura. En muchos casos es la propia mujer la que hace su propia justicia Thelma y Louise (1991), de Ridley Scott vengándose de los agresores e imponiendo sus propias leyes.

En cuanto a la violencia doméstica, el cine ha reflejado siempre lo que la sociedad de cada época ha vivido, ha aceptado la figura decorativa o sumisa de la mujer. En otros casos, la mujer ha sido libre, dominante muchas veces, aventurera otras, malvada. La mujer en el cine ha tocado todos los papeles. En la pelicula española. Te doy mis ojos Dirigida por Iciar Bollain nos presenta una historia sencilla, tan realista que podría ser la vida de muchas mujeres maltratadas, en la que el maltrato no es tanto físico como psicológico, en el que el marido descarga sobre su mujer sus frustraciones (laborales y personales), ambos en unos personajes llenos de matices y totalmente realistas. En general, Bollaín, crea una película totalmente sencilla, explicando las complejidades de una pareja normal y corriente

El film SOLAS. Dirigida y escrita por Benito Zambrano, nos muestra una trama que gira alrededor de la joven María que se gana la vida como chica de la limpieza, se queda embarazada de un hombre que no la ama y después la deja abandonada, su única salida es la bebida, convive con su madre (una mujer cuya vida gira en torno a las bofetadas de su esposo que la maltrataba), que al mismo tiempo se esfuerza por tratar de cambiar sus vidas para mejor poco a poco. Tienen que aguantar como vecino a un hombre que no sabe vivir en sociedad que sólo se lleva bien con su perro. Entre los tres que se sienten solos intentarán hacer sus días lo más agradables posible,  viviendo el día a día un poco más unidos.

En las últimas décadas se ha tendido a reemplazar el término patriarcado por el de sistema de género (o de sexo-género). Esta sustitución ha sido y es discutida en los ámbitos de pensamiento feminista. Para muchas personas, entre las que me incluyo, el concepto de género como construcción cultural de las identidades y relaciones de sexo puede ser de utilidad para la comprensión de la organización jerárquica patriarcal si no se abandona el talante crítico feminista que pone de relieve la persistente desigualdad entre los sexos. El 13 de mayo de 2004 la Real Academia Española llegó a emitir un informe instando al gobierno a utilizar, en la denominación de la ley integral en curso de preparación, la expresión “violencia doméstica” en vez de “violencia de género”.

Sean felices.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s