A mitad de mandato

Dos años han transcurrido desde la toma de posesión de la corporación salida de las elecciones municipales de 2007. Lo poco que ha cambiado en el municipio no ha sido a favor, ni de los vecinos, ni del aspecto general del término, ni de las posibilidades de mirar al futuro con tranquilidad.

La vida institucional ha seguido marcada por la personalidad autoritaria de quien, desde hace más de doce años, gobierna Valdemorillo, escoltada por su corte inicial y algunos agregados que hacen poco y pintan menos. Estas son las circunstancias inobjetables, producto del legítimo deseo de las urnas, por más que desde hace muchos meses no es posible encontrar alguien que reconozca haberla votado. Ya se escribió en otros momentos sobre  el milagro de los panes y los votos.

Periódicamente se celebran los rituales plenarios en los que mecánicamente se pasa el rodillo popular para la aprobación de una tras otra cuestión. Algunos tienen la poca vergüenza de privadamente confesar su desafecto por las propuestas y las formas de su patrona. En el reparto de papeles algunos han preferido ser la cagarruta de la gaviota después de que esta paste el vertedero municipal. Es su nada respetable opción. 

En la oposición conviven tres sensibilidades distintas que desde sus posibilidades han plantado cara a la situación municipal con sus formas y respectivas productividades. A nadie extrañará que fije la atención en la del Grupo Municipal Socialista. Junto a otros ciudadanos han conformado una sucesión de intervenciones, mociones y preguntas que de manera sistemática se irán presentando, ampliando y comentando en este medio. Ello irá acompañado de lo que de esta fecha en adelante se vaya incorporando frente a la gestión del equipo de gobierno y del resto de la corporación.

En este periodo, como en mandatos anteriores, se ha tenido que superar, por cuantos de alguna manera permanecen  implicados en la política municipal una primera y fundamental duda. La de si los responsables de la administración, funcionarios o profesionales al servicio del Ayuntamiento, del municipio, de los vecinos de Valdemorillo, lo han sido en la medida que es necesario. Cada uno tendrá una respuesta para ello. Algunos saben perfectamente que existen muchas dudas respecto del trabajo que desempeñan, de su eficacia y distanciamiento del poder político. Algunos si creemos que es indigna, denunciable, la presión que, en no pocas ocasiones, se ejerce por  gobernantes, sobre quienes técnica o administrativamente les pueden servir de escudo, de excusa, para iniciativas políticas, la más de las veces injustificables, cuando no irregulares. También hay quienes muestran un perfil muy accesible para estas prácticas, que acaban diferenciando a los ciudadanos en categorías decrecientes: VIP, amigo, familiar, amiguete, votante, del barrio, conocido, desconocido,  incomodo, peligroso, de la oposición. De primera, de segunda, ………. Ni muerto.

El pleno celebrado ayer,  lunes 20 de julio, tiene mucho que contar y más que comentar.  Lo recogido en el párrafo anterior fue perceptible por cualquiera de los presentes en la sala. Dada la hora, el día y el mes hubo muchas ausencias. En total rotaron quince personas, de las que nueve estuvimos presentes de inicio a fin. Convocar los lunes por la mañana tiene el objetivo  de evitar la participación, de  propiciar la ocultación. Así es la gobernanta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s