Calidad del aire en Valdemorillo

Desde hace mucho tiempo venimos preocupados en Valdemorillo por la calidad del aire que respiramos. Los ciudadanos tenemos derecho a que las instituciones públicas velen por la sanidad y la contaminación del aire que respiramos; es la primera condición para una vida saludable. ¿Se puede exigir algo más básico y además más barato que aire para respirar?

En el boletín de información del Ayuntamiento publicado del 8 de enero al 2 de febrero de este año, nos comunican que se procedió a un análisis de la pureza del aire por la Comunidad de Madrid en aplicación del PLAN AZUL y que los resultados fueron favorables a la calidad del aire que respiramos. La información municipal olvidó señalar los parámetros aplicados, los puntos geográficos en donde se tomaron las muestras, los horarios en que se hizo y los resultados técnicos obtenidos, para que no sólo ellos pudieran juzgarlos si no para que los ciudadanos formen su propio criterio con la ayuda de los técnicos que pudieran contratar.

Algunos vecinos de Valdemorillo, no satisfechos con las afirmaciones sin pruebas del Ayuntamiento, han solicitado  de Plan Azul los detalles de la investigación y en todo caso la repetición de las mediciones en puntos diferentes del término municipal y en horas diurnas y nocturnas.

No se explicaría la preocupación de los vecinos por la calidad del aire si no fuera por el hecho de la existencia de una industria metalgráfica que tiene una elevada producción de botes para cerveza y refrescos, en la que se emplea una gran cantidad de disolventes y colorantes para la estampación de los botes metálicos. Esta industria, que forma parte de una gran multinacional, comenzó siendo una pequeña planta propiedad de españoles que la vendieron  a otra multinacional y por fin acabó en manos de la actual REXAM.

La planta metalgráfica, al convertirse en una importante productora de envases, dejó de ser un vecino que podía tolerarse, para convertirse en  una emisora de ruidos y gases que resulta intolerable, sobre todo teniendo en cuenta que está ubicada dentro del casco urbano, junto a un núcleo importante de viviendas, unas anteriores a la pequeña primera planta, otras construidas después  y antes de la ampliación y en la actualidad con muchas más.

Una asociación de vecinos más próximos  a la fábrica, con fecha 16 de enero de 2007 y referencia 10/027285.9/07, presentó en el registro de c/ Princesa, 3 de Madrid una petición a la Comunidad de Madrid para que procediera a la medición de la calidad del aire, pero aquella medición no se hizo y ahora nos encontramos con otra medición de la que se informa al Ayuntamiento de Valdemorillo, quien a su vez informa al pueblo con una nota en su boletín informativo, sin datos técnicos precisos, ya que es una pura generalización como sin importancia y haciendo referencia a la contaminación de los gases emitidos por los automóviles,  que como sabemos todos, no son muchos y poca incidencia pueden tener sobre la contaminación, cosa que no es igual con los de la fabrica REXAM, que son más tóxicos aunque afecten a un radio de acción menor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s