Sentada en el banquillo

La semana pasada me he sentado en el banquillo del Juzgado nº 2 de San Lorenzo de El Escorial, al estar demandada por no pagar las “cuotas” que emite la llamada Entidad Urbanística El Mirador del Romero. La denuncia también afecta a mi marido Luís Chamarro, como es de comprender.

En el acto hablaron los abogados para exponer sus argumentos y réplicas. En el interrogatorio el abogado de la parte denunciante preguntó a mi marido, quien pudo explicar sobradamente que hay detrás de esta denuncia y que deja de haber por parte del Ayuntamiento. Yo no fui preguntada, lo que no quiere decir que no pueda o quiera expresarme, en lo que estoy. En primer lugar para celebrar haber llegado a este punto, puesto que hace años venimos persiguiendo quede aclarado el tinglado montado por el Ayuntamiento junto a las llamadas Juntas Directivas.

La denuncia presentada ante el juzgado arranca de la  consideración de que el Mirador del Romero es una comunidad de propietarios, lo que como sabe el Sr. Lagares, es radicalmente falso. Este señor, que figura como presidente de la virtual entidad urbanística, sabe como nadie que esto es así.  El puso el nombre a las calles, a petición de la junta de la asociación de entonces. Sabe que la asociación se inscribió en  1983 como Entidad Urbanística siguiendo los usos y manejos propios de la época en el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid. Ni entonces, ni ahora nadie puede  vincular esta realidad a la Ley de Propiedad Horizontal pues no hay un solo elemento común, lo que, en cualquier caso, siempre quedaría afectado a su posible dimensión. Pero aquí, en esta zona, barrio, urbanización, como se le quiera llamar no hay más que elementos privados o elementos públicos propiedad del Ayuntamiento.

La iniciativa tomada en Diciembre de 2007, de autoexclusión de la EUCC y el consiguiente rechazo a pagar lo que no sean tasas municipales, tenía por objetivo llegar a que se produjera la reclamación. Junto a ello se esperaba la respuesta a que venía obligado el Ayuntamiento, que se ha manifestado por vía del silencio administrativo que opera positivamente a las demandas que planteamos.

Las reuniones y decisiones que se amparan en la virtual existencia de la EUCC El Mirador del Romero no puede servir de base para que el Ayuntamiento haga dejación de funciones permitiendo actuaciones sin control sobre bienes públicos: calles, alumbrado, alcantarillado, distribución de agua… servicios de ineludible responsabilidad municipal. El remate son las barreras, los cuerpos de guardia y la periódica apelación al miedo a ser “atacados”.

Ha comenzado el baile de los banquillos y conviene coger el ritmo. La señora alcaldesa en la pista del Mirador baila con don Virgilio. Yo bailo con mi pareja  de siempre.

María León Parro.

 Ver en Documentos/Urbanizaciones:

– Autoexclusion de la EUCC El Mirador del Romero

– Recurso por actuaciones en El Mirador del Romero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s