Peligro de incendio en el cortijo

Hemos pasado un verano de los que se recuerdan. Dicen que desde los años cuarenta no habían alcanzado las temperaturas tal nivel en los termómetros durante tantos días. Esto junto a la sequedad medioambiental y la mala gestión de bosques y fincas rústicas han hecho que el peligro de incendio se multiplicara exponencialmente.

En Valdemorillo hemos tenido un conato de desastre en la frontera de la finca la Agujera y la urbanización Pino Alto donde saltó la alarma al aparecer el fuego que finalmente calcinó mil metros cuadrados. En palabras de los bomberos presentes en la extinción de haber prendido los setos de arizónica de las parcelas linderas hubieran tenido que desalojar la urbanización con toda seguridad. El fuego llego a escasos veinte centímetros de los setos.

Se da la circunstancia que esta finca, propiedad del Sr. Benítez de Lugo, fue podada y talada hace dos veranos, de forma que dio lugar a una denuncia ante el SERPRONA y la Comunidad de Madrid. Desde entonces permanecen sobre el terreno toneladas de masa forestal que en una situación como la que se ha dado supone un peligrosísimo almacén de combustible.

Las duras palabras de la alcaldesa en el pleno  descalificando la situación descrita y apelando a que esto se regularizara inmediatamente, “y si hay que multar se multa”, chocan con la pasividad cómplice que tiene frente a las peticiones de reposición de la legalidad urbanística y medioambiental que se tienen requeridas sobre esta finca. En ella se ha construido con uso residencial una vivienda fuera de las normas urbanísticas vigentes.

El equipo de gobierno conoce perfectamente las circunstancias de esta propiedad, tanto como para que la alcaldesa también se despachara en este pleno, casi de forma incendiaria, sobre los regalos envenenados de determinadas personas, al referirse a la oferta que la propiedad de la finca la Agujera hizo para “donar la leña al Ayuntamiento”. El remate fue el recordatorio de cómo la misma persona “regalaba la finca que está dentro del Parque del Guadarrama hace unos años”. Esto que la señora López Partida refirió de manera espontánea y sorpresiva ya se comentaba cuando estaba en fase de redacción el Avance del Plan General de Ordenación Urbana ahora fracasado.

Si tan conocida es la trastienda de estos terrenos y su mala gestión forestal es incomprensible que no se hubieran tomado medidas preventivas para evitar el riesgo corrido y que todavía existe. Mientras esto ocurría no ha habido empacho en encargar al abogado propietario de la finca la Agujera un importante paquete de casos legales de reciente liquidación. Es “extraña” la manera en que de vez en cuando se despacha la señora alcaldesa de quien luego le vende sus servicios jurídicos en asuntos altamente discutibles: Prado Aulencia, Plan de Ordenación Urbana, Entidades Urbanísticas, Policlínica CEMEI,… Esta vez lo hizo en público.

No hay duda que la alcaldesa parece una pirómana de la gestión política y municipal.

 

M21

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s