¿Cuántos políticos con conciencia dimiten?

¿Es esto posible? ¿Puede alguien llegar a un puesto significativo en la política sin perder su integridad? Para tratar de saber si esto es posible, imaginémonos que tomamos a un modelo de hombre inteligente, muy preparado, honesto, íntegro, que no le debe favores a nadie y se apunta en el partido político del poder. Nuestro modelo deberá ahora empezar su camino hacia la cima del merecer, pero para llegar deberá siempre manejarse en forma adecuada, dentro de la legalidad, y nunca podrá desviarse de ese camino. ¿Puede la honestidad acompañar a este hombre modelo en la vía que debe recorrer para llegar a un lugar donde pueda marcar diferencias?  Veamos…Todos sabemos que la política está llena de acuerdos y pactos más o menos lícitos que dan el visto bueno a acciones más o menos ilegales .Pero como nuestro modelo es un hombre honesto, nunca podría participar en ellos, sería incapaz. ¿Pero no estar envuelto en ellos no significa que los desconozca? Aquí surge el gran problema. Conocer acciones ilegales y no denunciarlas nos hace cómplices. Ahora, nuestro modelo honesto está en una encrucijada, puede optar por dejar pasar su descubrimiento y continuar su carrera en ascenso o hacer algo para evitar que la corrupción avance como está ocurriendo sobre la posible financiación ilegal del PP valenciano. Cualquiera de nosotros probablemente estaría optando por la primer alternativa, pero nuestro político honesto no, el está ahí para hacer las cosas bien, y hacerlas bien significa luchar contra la injusticia, no tapar las ilegalidades. Nuestro político modelo acaba de declarar la guerra al partido que está en el poder… ¿Cuanto durará ahora su carrera? ¿Qué juez con influyentes amigos intervendrá? ¿Cuándo tardará nuestro político honesto en caer en una de las infinitas trampas que encontrará en el camino? En estos momentos no puedo dejar de acordarme de: Pilar Miró, Bustelo, Puerta, Gómez Llorente, de la Rosa…y muchos más.

¿Encontraremos en España una docena de políticos justos?, deseo que sí, pero esta es la pregunta que la ciudadanía en su conjunto debe hacerse para tomar el pulso a esta democracia después de 30 años de capitalismo voraz. Que “son mayoría los políticos honestos”, es la réplica inmediata no sólo de los políticos cerrando filas sino de todos cuantos entonan cada día cánticos a la libertad porque ellos viven bien y la disfrutan. Sin embargo, actualmente la política es un enorme lodazal público que necesita de un baño ético de tal calibre que es dudoso haya algo o alguien capaz de conseguirlo. La mentira y el cinismo son las señas de identidad de tantos que a lo que menos van es a servir al pueblo.

Pero la corrupción de los políticos no sólo afecta a la política y a la economía, enlaza con la de los profesionales de todas clases no políticos que dan fe y cobertura a negocios jurídicos cuya génesis tiene todo el aspecto de ser ilegal o ilegítima. El corrupto ha de contar con la complicidad más o menos voluntaria y consciente de jueces, banqueros, notarios  registradores de la propiedad, abogados, arquitectos,.. etc. que teniendo el deber deontológico unas veces y otras normativo de denuncia publica los implica como cómplices y salpica directamente al tejido social.

Desgraciadamente para la sociedad y la democracia, el ciudadano opina mayoritariamente, (ver datos del INE), que tratándose de la política no hay presunción de inocencia. Todo político con poder es más o menos corrupto por acción u omisión, y su honestidad sólo puede comprobarse después de haber dejado la política, pasan los años y todo el mundo ve que vive con manifiesta austeridad. ¡Qué pena haber llegado a este punto!
El político no pasa por un control de calidad exigida sin especialización, no existe centro, escuela o tribunal que certifiquen no sólo las aptitudes técnicas del político sino sobre todo que es honesto a carta cabal, el único control es apriorístico. El voto que también hemos adulterado con nuestro pasotismo, sin reparar en las promesas electorales cumplidas y en las prometidas, no es lo mismo ocho que ochenta y para colmo con listas cerradas. La pericia y cualificación del político se basan en presunciones, alguna peligrosa. Ante todo en su elocuencia (prometer lo imposible, lo increíble y con el falso convencimiento), y luego, su sentido común que se supone sintoniza con el del común de ciudadanos. Hágase un repaso a las mil incidencias, muchas de ellas muy graves, en este pueblo a lo largo de estos últimos  años, y se comprobará que una de las cosas de las que carece el político español es de altas miras. Eso cuando no ha delinquido impunemente parapetado en la inmunidad que se confieren todos ellos entre sí justo para contravenir las leyes no escritas de la honestidad, con desahogo.

Será he perdido buena parte de la esperanza en la política y en los políticos. Pero… todavía me queda el anhelo que con el tiempo las cosas cambien… En ocasiones el político como persona posee la virtud de la honestidad, la continuidad en esa profesión le obligará a prescindir de ella en ocasiones, esto será un proceso irreversible, ya que con una sola vez que falte a sus principios es suficiente para dimitir. Ahí es cuando la política gana credibilidad. ¿Cuántos políticos en el poder de Valdemorillo han dimitido? Algún alcalde del PP para que no le echaran no convocaba Plenos, y curiosamente aún sigue en el partido. Otro que es militante del PSOE se dedica con su Web institucional a poner a caldo la buena gestión de sus compañeros Concejales Socialistas y ensalzar las delicias de la oposición, este respetable ciudadano también sigue en el PSOE. ESTAS COSAS NO LA PUEDE ENTENDER UN CIUDADANO PENSANTE, SI NO ES PARA REAFIRMARSE QUE ES PRECISA UNA CATARSIS EN LA POLÍTICA QUE DEVUELVA LA CONFIANZA PERDIDA AL CIUDADANO. JGM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s