La Gazuela, licencias y normas urbanísticas.

Con seis meses de retraso se ha aprobado el acta del pleno municipal celebrado el 16-3-2009. Es la media de retraso de todas las actas que incluyen algún asunto especialmente relevante. Esta indeseable práctica junto a la escasa atención que el ciudadano normal presta a estos procedimientos sirve para diluir o enmascarar posibles acciones y objetivos perseguidos por el equipo de gobierno o sus circunstanciales colaboradores.

En este pleno de manera sorpresiva, sin nocturnidad, pero con alevosía y posibles negociaciones en los colectores municipales se presentó una moción sobre un tema que había sido retirado en la Comisión Informativa preceptiva antes de la sesión. El tema se retiró ante la carencia de los informes técnicos y jurídicos que apoyaran la iniciativa pretendida por el equipo de gobierno. Este asunto no era otro que la posible regularización del Centro Comercial Bravo, en el Polígono La Gazuela.  Pese a la retirada de este asunto del orden del día del pleno convocado para el 16 de marzo pasado, en el punto de Mociones el Sra. Martín Moreno, en una intervención típica por mínima, lo presentó  aferrándose al argumento de que “era un expediente a instancia de parte”. Como tiene por habitual la Sra. Alcaldesa corrió a enfatizar, pues no había más argumentos y con toda rapidez se pasó a votar la urgencia, sin palabras previas, la que se aprobó con los votos del Partido Popular, Progresistas de Valdemorillo y PIVALDE. El Grupo Municipal Socialista voto en contra.

El detalle de las explicaciones de voto está en el documento adjunto al pie de este artículo, de manera que la lectura de lo dicho allí por las partes en confrontación  pueda ser conocida en su totalidad. Igualmente está la licencia de obra autorizada por el Ayuntamiento en su día, por la que se aprobaba la construcción de una nave industrial, con arreglo a las estipulaciones de las Normas Urbanísticas de Valdemorillo.

Lo oído en aquella sesión hubiera escandalizado a cualquiera que tuviera un mínimo conocimiento de los procedimientos administrativos, el cumplimiento de la legalidad en el procedimiento de otorgamiento de licencias de obra, de control de la ejecución de la misma o del otorgamiento de las licencias finales de uso o actividad. Para los sordos o para el que lo quiera leer queda reflejado el nivel de compromiso con estos principios fundamentales e inexcusables que debieran inspirar la acción del gobierno y de los dos grupos de la oposición que apoyaron la propuesta final.  El PP, Progresistas y Pivalde aprobaron  “instar a los Servicios Técnicos municipales para que resuelvan definitivamente este expediente y se pueda otorgar la licencia en su caso que corresponda, y para no incurrir en agravios comparativos dado que otras licencias están otorgadas”.

Se trataba, sin  señalar mas a quienes se manifestaron en ese pleno,  que de una u otra manera se otorgue la licencia de actividad. “con los informes del Sr. Arquitecto o de quien proceda”. La cuestión es que ni el PP, ni Progresistas, ni PIVALDE se cuestionaron que la construcción pudiera ser ilegal, como a todas luces parece. Claro que con otros temas similares tampoco se dan por aludidos los otros dos grupos de la oposición, ni por supuesto el grupo en el gobierno municipal. Sus motivos los conocen ellos.

El silencio tras el argumento de “no incurrir en agravios comparativos dado que otras licencias están otorgadas” con que cerró la propuesta es tremendo. Ya se ha dejado dicho en otros artículos y comentarios que la corrupción se basa en buena parte en la falta de control y esa función le corresponde a la oposición, también a los partidos que sustentan a los grupos municipales, y cuando los hay dispuestos a los vecinos que se preocupen de la cosa pública. Los mismos argumentos y silencios de este pleno avalan otros muchos casos de irregularidades urbanísticas existentes.

Al día de la fecha no se sabe el estado de la cuestión, que han informado los Servicios Técnicos municipales, si ha habido cambios en la propiedad del centro comercial, ni otras cuestiones conexas. En este asunto como en otros mas cuarenta registrados se haga lo que se haga es preciso reponer la legalidad urbanística y depurar las responsabilidades administrativas, legales y políticas precisas, lo que si evitaría agravios comparativos con miles de vecinos. 

M21

Documentos:  Extracto del acta del pleno del 16-3-2009.

                         Licencia de Obra Nave Industrial

                         Informes y alegaciones Centro Comercial 1

                         Informes y alegaciones Centro Comercial 2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s