Plan español para el estímulo de la economía y el empleo

Que no Plan Zapatero. Del artículo publicado por mi amigo Andrés Matas, a quien admiro por su ecuanimidad y franqueza, desprendo que está muy descontento con el Plan E – 2009, pero imagino que se referirá a su ejecución en Valdemorillo. Yo también, pero antes lo estoy con el tipo de obra que propuso el Ayuntamiento, por la adjudicación a una empresa foránea, que no supuso para Valdemorillo ningún alivio en las personas paradas, porque los pocos obreros  que intervinieron no eran de aquí. Está claro que si el fondo se repartió entre todos los municipios de España, sin excepción, y que la subvención era igual para cada uno de los habitantes censados, cualquier persona con inteligencia media podía pensar que el aprovechamiento debía ser para el pueblo que gestiona cada Ayuntamiento.

Cuando conocí las condiciones del Plan E, pensé que iba a ser gestionado con entusiasmo y esperanza, es decir bien, teniendo en cuenta las intenciones que se desprendían del texto, que el Gobierno de España ponía en manos de cada Ayuntamiento, pero me equivoqué en lo que respecta a Valdemorillo, es indudable que fue gestionado con atolondramiento y desgana. Cierto que el plazo era muy corto para tanta responsabilidad como se requería, pero para tener una buena idea sólo hace falta un minuto de clarividencia y aquí no la hubo porque seguramente no se pensó ni ese minuto. Esperemos que en la segunda parte del Plan E para 2010 cambie el talante de quienes gestionan este Ayuntamiento de Valdemorillo.

Cuando Andrés nos dice que “el señor Zapatero obligó a gastar “, quiere decir que invitó a gastar, porque los ayuntamientos que no presentaron proyecto no gastaron y no pasó nada. Si no se sabía qué hacer se podían haber abstenido. También lo hubiéramos criticado pero sin el “mal gasto”.

Esta es mi forma de ver las cosas, y a nadie pido que no las vea de otra manera, porque cada uno enfoca con ángulo diferente, o como decía Ortega y Gasset “cada uno es el centro de su propia perspectiva”. Lamento, eso sí, que entre dos de mis buenos amigos, pero distintas ideologías, Andrés y Luís, se digan cosas tan fuertes como las que hemos leído en este mismo Cocodrilo, en referencia al tema que me ocupa ahora. Ya en otro comentario de Andrés he podido apreciar una tendencia a la concordia y espero también de Luís lo mismo. Aunque sea “que cada uno se quede con  su perra gorda”.

Por lo que se refiere al Ayuntamiento no estaría de más que atendieran por una vez la voz del pueblo y hay una forma muy sencilla, consultarle a través de una mesa redonda en la que haya una representatividad estimable. ¿Sería posible?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s