Libertad de mercado como opción política

Hace bastante tiempo, varios años, aunque no podría precisar cuántos, que venía pensando en explicar a mi modo, pero de una forma lo más sencilla posible para que lo entiendan todos,  lo que es la libertad de los mercados o como dicen otros los “mercados desregulados”.  Voy a intentarlo ahora, en que las circunstancias socioeconómicas han obligado a plantearse si el neo-liberalismo, que se ha venido aplicando en los países más avanzados del mundo, entre ellos está el nuestro como consecuencia de nuestra inmersión en Europa, puede seguir siendo la orientación económica para el futuro.

Os preguntareis probablemente, ¿Por qué las circunstancias socioeconómicas, considero que obligan al planteamiento sobre el futuro? Porque parecen estar de acuerdo, la mayor parte de los economistas del mundo, en que el sistema seguido es el que ha propiciado la crisis que estamos padeciendo. ¿Cuál es?

La libertad del mercado se apoya en la creencia de que cualquier desequilibrio de la economía la puede resolver el propio mercado. Cuando me refiero a la economía como una creencia no lo hago como una libertad retórica, sino como un convencimiento de que la ciencia económica tiene más de creencia que de ciencia. Cuando yo era joven los temas de Economía, Sociología y Política formaban una sola facultad con el nombre de Economía Política, dejando los conocimientos concretos de las  matemáticas económicas en una Escuela especial llamada Escuela de Comercio y actualmente existen tres facultades separadas. Ignoro los motivos por los cuales era así, pero lo que hoy constituye el doctorado en Económicas eran entonces Intendentes Mercantiles o Actuarios de Seguros  Los liberales sustentan la estabilidad del mercado en el interés de los empresarios, que no es otro que la obtención de beneficios y para ello precisan de una regularidad en todos los factores que inciden en el mismo, como son:

1. Acceso fácil y económico a las materias primas.
2. Mano de obra preparada y barata.
3. Financiación rápida y barata.
4. Productividad máxima.
5. Impuestos mínimos.
6. Mercados abiertos y libres
7. Flexibilidad en el mercado del trabajo.

  Aparte de las exigencias de los empresarios, que describo anteriormente, hay otras que le son exigibles al empresario, como son las siguientes: Que lo que producen sea vendible en el mercado, que la calidad y presentación sean adecuados para obtener unos precios rentables, que haya seriedad en el cumplimiento de los contratos de venta, etc.

¿Qué ocurre cuando falla alguna de las condiciones exigidas para un desarrollo sostenible, como las que señalo?  Que la producción se reduce obligando al despido de los trabajadores sobrantes. O peor todavía,  que la producción se para totalmente y se cierra la empresa con el despido de toda la plantilla de trabajadores.

En unos días volveré para completar  el razonamiento que falta para explicar la crisis económica que estamos soportando.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s