La sede provisional del Ayuntamiento

Estamos en vísperas de que el Ayuntamiento vuelva a ocupar su sede tradicional, una vez reformada y modernizada. Este traslado a sus orígenes, supone vaciar dos tercios del edificio de la calle La Paz, que son propiedad de la firma AFAR 4, al menos hasta que cobre su valor, que está comprometido en un convenio de permuta entre este “bien cierto” y la recalificación de los terrenos llamados COLLADILLO – PRADO AULENCIA, para que puedan ser urbanizados.

La urbanización de los prados mencionados quedaba pendiente de la aprobación de un Plan General de Urbanismo, condicionado a un plazo de 36 meses a partir de la firma del convenio. El plazo ha transcurrido, sin Plan General y aunque había una segunda opción para el cambio de titularidad del edificio, al que podía tener opción nuestro Ayuntamiento, que era convertir la contrapartida en su valoración monetaria, que podría pagarse en 10 años, variando las cuotas de acuerdo con las posibilidades económicas del Ayuntamiento, el porvenir se ve muy oscuro. La monetarización de una permuta queda pendiente de un acuerdo en la valoración del edificio, ya que si antes podría hablarse de un precio, ahora han variado las circunstancias a la baja, es decir el edificio vale menos. ¿Se valoró en su día? ¿Se comprometió, para el caso de tener que recurrir a su monetarización, en una cantidad determinada? ¿Estará el Ayuntamiento dispuesto a pagar por el edificio un valor que ya no tiene? ¿Se conformará su actual propietario en una revisión a la baja?

Todo esto viene a cuento porque la señora Alcaldesa propuso en el pleno de ayer, convertir las dos plantas superiores en biblioteca pública, con un proyecto pensado para la inversión de 120.000 € procedentes del Plan E 2010. Los informes emitidos por Secretario y Vicesecretaria municipales, a la vista del convenio, que a mi entender tiene ya prescrita la primera parte, definen la titularidad del edificio como propiedad indiscutible del Ayuntamiento, aunque no esté pagado, ya que está en vías de serlo, fórmula equiparable a la de una propiedad hipotecada. Sólo hay algunos pequeños obstáculos, a mi pobre entender. En primer lugar la negociación pertinente para acordar un justiprecio actual. Segundo, que teniendo el Ayuntamiento en marcha un plan de viabilidad, ¿Qué excedentes de tesorería espera disponer para los pagos de las diez cuotas previstas? Tercero, ¿Deberá  informar al Ministerio correspondiente de la posibilidad de quedar en precaria la propiedad de la biblioteca?

Estas decisiones de alto riesgo, como siempre poco pensadas, son las típicas que suelen acabar en CONTENCIOSOS que pueden durar 20 años, si la firma vendedora no obtiene los objetivos que pretendía. Sería lamentable que al catastrófico  estado de la economía de Valdemorillo, le dejase Dª Pilar por añadidura, una herencia en pleitos  como la que olfateo en el ambiente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s