La falta de identidad social de la izquierda

Empezaré por el tema más grave a nivel mundial y que perjudica con mucho a los más débiles: la explotación de los recursos naturales de los países más pobres favoreciendo a los países más ricos. Esta es la lacra más grave que sufre la humanidad, no la del calentamiento solar, ya que si este destruye la tierra afectará a todos a los ricos y a los pobres, en tanto que la economía basada en el comercio desigual perjudica a los pobres y beneficia a los ricos. Este tema lleva tratándose desde hace muchos siglos pero cada vez se habla de ello ahora entre las alternativas políticas. Desde que se hundió el muro de Berlín ha desaparecido la reivindicación de las igualdades entre los partidos que se llaman a sí mismo de izquierdas. Se habla de la falta de identidad de la izquierda en los países occidentales, claro que somos los que disfrutamos de la desigualdad mundial, incluidos los partidos y los ideólogos que se llaman de izquierdas. ¿Sabe alguien a que niveles de consumo y de riqueza tendríamos que descender los occidentales para no seguir generando pobreza en el mundo? Quiero insistir en este término de “seguir generando” porque no es que haya que combatir la pobreza, la verdadera alternativa es la de no seguir generándola. Sé que muchos me criticarán por proponer este descenso voluntario en el nivel de riqueza y de consumo para los ciudadanos occidentales. Es verdad que la socialdemocracia ha propiciado mayor igualdad entre los habitantes de los países en los que viven, pero manteniendo el crecimiento de desigualdad con los paises pobres, aprovechándose de las condiciones ventajosas que daban su propio desarrollo económico frente a los marginados, que ni tenían instituciones ni formación suficiente para competir con aquellos países que les llevaban la delantera.

Cuanto más se globaliza la economía más aumenta el desequilibrio. La des-localización de las industrias es uno de los ejemplos más evidentes de esa postura de la izquierda occidental: los sindicatos y los partidos que los propician políticamente se oponen a esa des-localización sin buscar alternativas para los países pobres que reciben esa industria por tener salarios más bajos. La oposición de los sindicatos a la inmigración es otro de los ejemplos. No aceptan la llegada de pobres de otros países para que se beneficien en los nuestros del disfrute de unas migajas de nuestra mesa en condiciones vejatorias para cualquier humano: piensan que quitan los puestos de trabajo a los nacionales porque trabajan más barato y consiguen bajar los salarios para todos. Los partidos de izquierdas han puesto sordina en las trompetas reivindicativas para los pobres porque estas políticas “hacen perder votos”, no son de aceptación popular.

Siguiendo con mi argumento del anterior artículo me pregunto de nuevo: ¿quiénes son los corruptos? En las Cortes no he oido ni un solo argumento en contra de la pesca masiva en el Indico, que beneficia a nuestros patronos pescadores y perjudica a los pescadores somalíes que tienen como unica salida dedicarse a la piratería, después de haber acabado con su estado, sus instituciones, después de venderles armas, droga, utensilios inútiles para poder comercializar libremente: algunos quieren emplear al ejército para piratear como hacían los colonizadores en el siglo XIX. He dicho y seguiré diciendo más.

MAR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s