Transito judicial

Los ataques contra las propuestas socialistas en Valdemorillo presentadas en las pasadas elecciones municipales responden, entonces y ahora, a una coordinada estrategia para evitar que se pudiera llegar al conocimiento de lo perpetrado por Pilar López Partida desde la gestión municipal. 

La actuación que determinados personajes y medios han llevado a cabo desde 2005 hasta la fecha, no ha dejado de tener un objetivo central, cual es el que no se pudiera llevar a cabo una política de control y propuesta por parte del grupo municipal socialista. Desde dentro de la propia organización se orquestaron campañas de difamación en enero de 2007, que llegan hasta la fecha con las informaciones que entonces y ahora inserta en valdemorillo.com Carlos Fernández Moreno, del que ya se han ofrecido unas cuantas informaciones en El Cocodrilo.

En línea con lo anterior, este personaje ha informado, parcial e incorrectamente,  de la denuncia que se investiga en el Juzgado nº 2 de San Lorenzo de El Escorial, presentada por Luís Chamarro, siendo  Secretario General en funciones de la agrupación socialista de Valdemorillo, en julio de 2007. La denuncia se plantea contra  la señora alcaldesa, Pilar López Partida, por prevaricación y malversación de fondos, presuntamente. Se basa la misma en haber permitido que en la Casa de Cultura, durante años,  se impartieran actividades sin concesión administrativa ni  contrato de servicios y, además, que los importes de tales actividades municipales  fueran cobrados personalmente por quienes las impartían. La denuncia fue ampliada a la anómala situación del periódico municipal “La Tribuna de Valdemorillo”, cuyos costes e ingresos no figuran en la contabilidad municipal. La edición corre a cargo de una empresa que no tiene contrato de servicios ni concesión administrativa alguna, y que ha recaudado directamente las tasas por publicidad de la publicación municipal.

Hasta hoy se han producido declaraciones de múltiples testigos que han ratificado cómo entregaban el importe de las tasas municipales a quienes impartían las actividades. En  las clases de pintura, por ejemplo, a doña Cristina Pérez Rubiato, responsable de la agrupación socialista de marzo a septiembre de éste 2009. Ahora se ha marchado a vivir a Asturias, coincidiendo con la petición de su imputación en los hechos denunciados.

El  responsable de la empresa M600 también ha prestado declaracióna en calidad de imputado. Igualmente está citada como imputada la exconcejala socialista de hacienda, Belén Aguado, valedora de los presupuestos  y cuentas de 2004 en los que tampoco figuraba el periódico municipal, editado por el gobierno del tripartito: PSOE, Nuevo Valdemorillo y Progresistas de Valdemorillo. También está requerido se cite al exconcejal de hacienda, Jesús de Miguel, y a la actual, Mercedes Martín, del Partido Popular, así como a la denunciada, Pilar López Partida, iniciadora de estas prácticas en 2002, imitada por el tripartito y luego continuadora y “perfeccionadora” de estas prácticas.

Las cantidades captadas por publicidad pueden superar tranquilamente los doscientos cincuenta mil euros, que no se han ingresado en las arcas municipales, desde las que habría que haber pagado los costes reales de la edición de la publicación y cuyo importe   estimado no llegaría a los setenta mil euros.

A ello hay que sumar el evidente intento de manipular la publicación,  con un claro objetivo político, de uso partidario  para la  imagen personal de la alcaldesa, lo que evidenciaría un presunto aprovechamiento de los fondos públicos en beneficio propio. Sobre este aprovechamiento partidista, daremos cumplida cuenta en breve.

Las tasas municipales no ingresadas en las arcas municipales por estas actividades, (al margen de lo no ingresado por la edición del periódico), suman unos     cuarenta y cinco mil euros, más el beneficio derivado de la actividad profesional ejercida en claro trato de favor, al no haberse permitido la libre concurrencia de otros interesados en los diferentes cursos, desde 2001, según lo informado ante el pleno municipal de abril de 2007 por la concejala Villanueva.  

No hay que  olvidar que hay otras cuestiones, con el mismo rango de presunción, tales como las numerosas y estudiadas concesiones de licencias urbanísticas contrarias a las  normas vigentes, que llevarían  el mismo camino de exigencia de responsabilidades.

De estas últimas  cuestiones, como de todo lo anterior, es más que seguro que no quiere entrar en profundidades el redactor de valdemorillo.com, Carlos Fernández Moreno, ni los editores de esa Web, ni sus colaboradores de redacción, pese a estar implicados en las actuaciones políticas locales. Tiempo habrá de pedirles más explicaciones. Mientras, no queda más remedio que transitar el pesado y, a veces, benefactor camino de la justicia.

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s