Escoria política de Valdemorillo

Justo cuando acabo de revisar el conjunto de actas del periodo conocido como el “tripartito” nos encontramos con una manifestación,  de uno de los “líderes” locales, Manuel Franco,  que, de momento,  ha deparado un sustancioso encontronazo entre las señoras Villanueva y González. Ya sobre la marcha, mientras asistía expectante a la mano de argumentos con los que la primera ha sacudido el ánimo de la segunda, encontraba cierta torpeza en la manifestación recogida en el diario deportivo, según lo conocido al oído en la sesión plenaria. Una vez leído he confirmado la desventurada redacción, tanto en lo formal como en su significado posible.

Es fácil entender el significado de escoria. Es algo más complejo identificar la escoria política concreta, pero en este caso al haberse referido en primera persona y haber citado su Valdemorillo, que también es de nosotros, aunque otros piensen que es mas de ellos que de nadie, pues, entonces,  ya parece mas fácil comprender que se refiere al contexto político de aquí. Al haber señalado un plazo temporal, cinco ediciones Dakar  hacia atrás, nos situamos en el momento en que, a resultas del cambio de poder en el Ayuntamiento de Valdemorillo, septiembre de 2004,  debió retornar a su “oficio”.

Maria Moliner recoge una acepción muy precisa de escoria desde el punto de vista social: “Lo mas despreciable de cada conjunto”.  Desde el punto de vista geológico la escoria ha sido aprovechada para diferentes procesos que la han convertido en un producto útil, en otros ordenes y para otros fines rentables, no solo desde la perspectiva económica. En algún momento me he manifestado  en el sentido que en política es  posible hacer compost  social desde comportamientos y perfiles que pudieran parecer en principio excrementos orgánicos o políticos. Hay experiencias. También es cierto que en estos procesos, al final, hay un componente inerte que conforma el vertedero que se acaba por enterrar, en el ostracismo o en otras formaciones políticas más acordes.

Podemos comprobar que el proceso político tripartito del que salió el Sr. Franco, junto a otros, es una experiencia de difícil comprensión y de resultados muy negativos para Valdemorillo. Lejos de mi ánimo el pretender  que el citado comparta estas reflexiones, pues a la vista de su comportamiento político, tras esos catorce meses, es una evidencia su no disposición a la autocrítica y su falta de aguante frente a las opiniones que le contrarían.

Las consecuencias del fracaso del tripartito estarán por delante en sucesivos trabajos. Las causas  podemos empezar a identificarlas para posteriores ampliaciones que, junto a lo anterior, nos lleven al fondo del reinado de la madre de todos los destrozos, la señora López Partida, a la que dejaron volver viva, políticamente hablando. Los descolgados del PP que se presentaron en el 2003, Progresistas y Nuevo Valdemorillo, como los representantes del PSOE, en ese momento, no solo repitieron las prácticas de la citada, sino que en alguna la superaron, para sorpresa de unos y vergüenza de otros. Le dotaron de todos los recursos, le alfombraron el camino. Hasta  para que les robara un “compañero leal” y que ahora tenga medio avanzada la segunda en previsión, dicen. 

Si aceptamos que lo más despreciable en el conjunto de la política es la vulneración premeditada de las normas legales , germen de la corrupción generadora de beneficios ilícitos de diferente tipo, podemos, decir que al señor Franco se le han escapado muchas  oportunidades  de cumplir con su responsabilidad como representante del pueblo, que lo es, aunque a tiempo parcial. Muy poco tiempo, como  ha dicho en el salón de plenos la concejala citada al principio  y se ha recogido en esta WEB, en otros momentos.

La fundición de la mena  política en Valdemorillo requiere de mayor temperatura, en lo que se está. De ello se obtendrá el mineral político sobre el que asentar el futuro. La escoria que se desprenderá en estos procesos ya se valorará en lo que valga. El horno está arrancado.

 

 Documentos: Artículo de Manuel Franco en Diario AS del 18-1-2009

 http://www.cocodrilodevalmayor.com/documentos/art%C3%ADculo-de-manuel-franco-en-el-diario

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s