Calles municipales: Tasa de vados y Retirada de vehículos mal aparcados.

El pleno del quince de marzo aprobó la puesta en marcha del Servicio Municipal de Retirada de Vehículos y la Tasa de Vados. La presentación de este tema en la Comisión Informativa y luego en el Pleno Municipal tuvo, como no puede ser ya de otra manera, momentos que sobrepasan el esperpento. Los intentos de la alcaldesa de jugar con las palabras, como hacen los trileros con la bolita, no pudo impedir que finalmente las cosas quedaran claras.

La primera es que hasta la fecha se han consentido todo tipo de tropelías en la consideración de los espacios en los que se podía y en los que no se podía aparcar vehículos. Vecinos que compraban una placa de prohibido estacionar y la colocaban donde les parecía conveniente, sin ningún tipo de licencia municipal. Otros particulares que brocha en mano han ido delimitando los espacios de calle en los que también queda prohibido estacionar coches, motos o vehículos de tracción no motorizada. También los  de las bolas, los de los bulones y otros obstáculos de difícil catalogación, eso sí, pintados de amarillo.

Amarilla se pudo la regidora cuando tuvo que explicar claro y despacio que  la tasa de vados es voluntaria. Que afecta a todas las calles del municipio, las del centro del casco y las del casco urbano periférico o disperso, es decir las urbanizaciones. Lástima la no presencia de alguno de los minilendakaris de algunas de estas barriadas, tan dispuestos a capitanear fuerzas irregulares para el control de la ciudadanía y sobre todo de los “extraños”. La cuestión es que en estas calles pueden y deben patrullar la Policía Local y la Guardia Civil, cuyos servicios se pagan con los impuestos. No pueden “apatrullar” otras “tropas” por mas chalecos amarillos que se pongan. Dicho esto con el respeto que merece el trabajo de cualquier persona. La cuestión es que estas necesidades hay que ordenarlas, priorizarlas, presupuestarlas municipalmente, dotarlas, si son aprobadas por el pleno municipal.

Expresamente quedó dicho  que el Ayuntamiento ha requerido a Puentelasierra y Jarabeltrán la retirada de las últimas barreras instaladas, sin licencia, en la confluencia de ambas urbanizaciones. La cuestión es que ninguna de las otras barreras ni instalaciones anexas tienen licencia del Ayuntamiento.

Cada vez es mas evidente que algunos vecinos, en las Juntas de las EUCC de las Urbanizaciones deberían reflexionar y actuar diligentemente ante el Ayuntamiento para que se ponga fin a esta situación y se inicie una nueva etapa, como ya se ha apuntado en otros artículos en esta WEB.

M21

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s