Lo vivido. ¿Corresponde al proyecto que quisimos?

El video http://video.google.com/videoplay?docid=-5645724531418649230# me arrastró a situarme dentro de un contexto europeo sobre el consumo compulsivo, el INE me ofreció la posibilidad de brindar una imagen nacional del fenómeno liberal capitalista cuando estamos atravesando la crisis mas profunda conocida. Pretendía encontrar una explicación de una realidad sociológica que por educación familiar no he participado directamente, aunque mi cooperación indirecta viene marcada por el entorno sociológico del mercado, de un mercado del que no tienes más remedio que participar por formar parte del tipo económico imperante. Sin consumo hay más paro.

He aprendido que una tercera parte de los consumidores adultos tenemos problemas de descontrol en la compra o en el gasto y que la mayoría de los consumidores adultos  poseemos un nivel tolerable de autocontrol en la compra y el gasto, una tercera parte presenta una cota alta de adicción al consumo compulsivo innecesario.

Esta exposición revelaba que el porcentaje de adicción consumista es ligeramente superior en las mujeres que en los hombres. Igualmente, y dentro del grupo de adictos, el 55% (18% del total) presentaba una adicción leve o moderada y el 45 % (15% del total) una adicción importante. El 3% llegaba a niveles que pueden considerarse patológicos.

Entre las principales causas de la adicción al consumo hay que destacar: Fuertes tendencias hedonistas dirigidas hacia el consumo, con un nivel alto de ansiedad en relación con la compra, configuran el perfil psicológico de adicción. La insatisfacción personal y la falta de alicientes o estímulos vitales. Este sentimiento, típico se relacionaría más con una sensación de ostracismo que con un estado propiamente depresivo. Un alto grado de credulidad, falta de actitud crítica y debilidad hacia los mensajes publicitarios, con la opinión de que el prestigio personal, el estatus y la consideración social dependen de lo que se pueden adquirir.

Otro tipo de factores que se relacionarían con la adicción al consumo en los adultos, aunque de manera menos importante que los anteriores, pasa por la baja autoestima, deseo de estimulación y la inseguridad respecto al propio atractivo físico.

La población joven constituye uno de los sectores más propensos a la práctica de la adicción consumista. En la publicación destacó algunas de las causas de esta preocupante tendencia por la preexistencia de rasgos psicológicos específicos que combinan el ser “caprichoso” con la impulsividad, la habilidad y un nivel alto de ansiedad en relación con la compra: la insatisfacción personal, el aburrimiento y la falta de alicientes no consumistas que en los jóvenes es muy frecuente.

La vulnerabilidad psicológica hacia las recomendaciones que relacionan el consumo con la felicidad, el éxito social y el prestigio personal. La atracción por los por los estímulos de gasto, tienen que ver con  el tiempo que los ciudadanos y ciudadanas pasamos en los grandes centros comerciales, para ver anuncios, mirar escaparates,.. Entrar aunque solo sea a mirar… que en los jóvenes provoca un efecto muy intenso de incitación a la adquisición y predisponen a la adicción a la exacción.

Es necesario que nuestra sociedad, incluyo Poderes públicos, instituciones, asociaciones de consumidores, padres y educadores, tome cognición de la importancia de los problemas personales y sociales que derivan de la adicción al consumo, es decir, la compra compulsiva y la falta de autocontrol y responsabilidad en el consumo y en el gasto. Se debe buscar la realización de campañas concretas de sensibilización y prevención. Se debe intensificar la educación de los niños y jóvenes como consumidores responsables; tratando hacer llegar a los padres las recomendaciones adecuadas respecto a la educación de sus hijos como consumidores responsables. Alentar las actividades de ocio no consumista de niños y jóvenes, el control de todo tipo de publicidad o de ofertas comerciales que estimulen la compra a crédito, encubriendo los probados efectos que estas compras representarán para el consumidor, asesoramiento y ayuda psicológica, así como la creación de grupos de autoayuda para los adictos al consumo. Auto limitación en la compra a crédito.

La toma de conciencia del problema supone un paso de gigante para evitar tragedias como las que están viviendo actualmente muchas familias. Prefiero quedarme con la esperanza que, lo pasado, lo vivido no corresponden al proyecto de la vida que quisimos, sí la que nos han vendido. Mirad vuestro pasado, veréis menos posesión pero más felicidad.

JGM.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s