Trileros informativos

Los problemas con la gestión de la Policía Local han entrado en un  proceso  grotesco y preocupante. Mediante un decreto de alcaldía se le han retirado las funciones de coordinación y organización  a la Concejala de Seguridad que lo sigue siendo. Ahora estas funciones han pasado al Concejal de Personal de Personal. Por lo que parece la decisión se ha tomado sin conocimiento previo de la titular de Seguridad, lo que deja en evidencia otra fisura en la gestión municipal del grupo de gobierno.

No era previsible pero hubiera sido muy conveniente que la Junta de Seguridad Local hubiera abordado la situación habida cuenta de la crisis de autoridad que arrastra el cuerpo local de Policía. El clima no puede favorecer una consecución de objetivos, caso de que estos existan, y, en cualquier caso, con  una enorme pérdida de posibilidades de cumplir con el fin que se les supone. Las estadísticas internas pueden servir para una orientación organizativa, pero con seguridad no correlacionan con la imagen pública y el estado de ánimo de muchos ciudadanos en este municipio.

 

Junto a la necesidad  mejorar la función e imagen de la Policía Local queda pendiente una explicación política por parte de la señora alcaldesa, responsable del decreto que por redacción merecería el “Premio Cantinflas” al espíritu trilero que se  evidencia en la redacción de semejante pieza administrativa.

http://www.cocodrilodevalmayor.com/files/DECRETO_ALCALDIA.pdf

Otras redacciones de mérito tienen que ver con la prensa local al servicio de causas diversas pero alejadas de la información objetiva. Estas semanas pasadas volvió a editarse la hasta hace poco publicación municipal, ahora en la versión “privada” pero con los mismos objetivos en  favor de las tesis e imagen de la señora López  Partida. aunque al principio de la nueva fase pudiera parecer que hubo alguna ruptura sentimental y publicitaria ahora ya van otra vez de la mano como plataforma para la loa e imagen de la lideresa local. Nos  referimos a la Tribuna de Valdemorillo que en un nuevo  alarde de amarillismo vuelve a tirarse a fondo en una piscina con muy poco agua. Es muy probable que ni redactora, ni editor, tengan interés por saber que podía haber tras las palabras cruzadas en el pasado pleno. En cualquier caso no estamos dispuestos a callar frente a las ofensas y menos ante quienes tienen que responder de sus actuaciones políticas y administrativas. Por cierto, en las diligencias judiciales por la irregular edición y publicación de la prensa municipal queda por conocerse quienes y como pagaban la publicidad. En otros el anuncio de la leñera, antes ubicada sobre un solar en el que se habría construido contra la norma la urbanística, según se ha denunciado en el mismo procedimiento, junto a cerca de cincuenta casos más como ese.

Mas clara que la redacción del decreto referido fue la redacción del Interventor que en su día objeto las instrucciones del concejal de hacienda entonces, marzo de 2002 , sobre unas retenciones en nóminas a otro para cubrir las instrucciones judiciales derivadas de una causa en la que finalmente se reintegraron al banco denunciante más de seis millones de pesetas.

Otra redacción sorprendente, pero de lectura fácil, ha sido la del asesor legal de la alcaldesa para asuntos urbanísticos y otros, propietario de parte de la Abujera, enclave en el que se levanta otra construcción, incluida en el paquete referido antes, y cuyo proyecto y licencia sigue sin aparecer. El referido letrado se ha descolgado en la revista El Siglo, en su número 885,  con un artículo en el que se apunta a la tesis  de que el concejal o alcalde que no ha prevaricado es por que no le ha dado tiempo, pues además cuentan con el beneplácito  de hecho de sus partidos. Desde estas tesis anarco juristas se solicita un mayor castigo penal para la prevaricación administrativa. Quien lo diría, por lo menos por estos parajes, sabiendo todo lo que aquí hay pendiente de aclarar y todo lo que está escrito para recordatorio oportuno.

En los contenidos insertos en Valdemorillo.com/ Sierra Oeste Madrileña, al tener sus  editores otras particularidades políticas,  no es momento de profundizar. La edulcoración estética no evita aflore la intensidad de sus intenciones por condicionar la realidad municipal en favor de unos objetivos que no pueden explicar abiertamente. También podrían ser algunos de sus miembros  claros beneficiados, a través de  otra sociedad,  de la política urbanística auspiciada por la señora alcaldesa, según consta en el paquete denunciado y documentado ante el Juzgado n2 de San Lorenzo de El Escorial. De la componente política de los propietarios editores del Valdemorillo.com/Sierra Oeste Madrileña ya se ha escrito y se escribirá.

M21

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s