Reflexiones para el descanso estival (Por Jesus González)

Debemos aparcar, de vez en cuando, nuestras reivindicaciones personales, nuestro apasionamiento ideológico y pararnos a reflexionar con valentía, para penetrar en nuestro “Yo”, ser conscientes de la vida… “sólo muestra” que los demás pueden llagar a arrancárnosla.

Todos nacemos originales, pero nos limitamos a ser nada más que copias iguales que no correspondemos a la llamada personal, que hemos recibido al entrar en este mundo: Ser, tal como manifiestas en la intimidad.

Podemos aportar pensamientos nuevos, soluciones originales, actuaciones únicas, ser fuente de inspiración y apoyo para los demás. Para no convertirnos en autómatas, sin rostro ni originalidad y recobrar la mirada del niño para descubrir el desafío que encierra cada instante de nuestro mundo. Ser consciente que vivimos y para que lo hacemos.

El mundo será lo que nosotros queramos. Al menos, nuestra vida es lo que hacemos de ella. En nuestra sociedad hay cadenas de oro donde reina la tiranía de las masas y de las costumbres. No es difícil descubrir una poderosa corriente colectivista que nos despoja de lo más oculto de nuestro ser, con el fin de igualar y masificar a los hombres y mujeres que pertenecemos a un determinado pensamiento no colectivizado, fuera de lo convencional, los que pasamos por raros.

Nos acomodamos al espíritu general, a la rutina de lo que nos parece obvio. Pero lo que sentimos, pensamos o decimos, no es nuestro; son los sentimientos, pensamientos prefabricados que han sido publicadas y penetran en el tejido social.

Sin embargo, somos libres, a pesar de las circunstancias adversas que nos pueden rodear e influir, tenemos el derecho y el deber de ejercer nuestra libertad. Es más necesario que nunca que tomemos conciencia de la gran riqueza de nuestra vida y busquemos caminos para llegar a ser auténticos, y no renuentes, asustados y tristes.
Al crecer descubrimos paulatinamente que tenemos un espacio interior, a nuestra disposición. Nos damos cuenta que no dependemos ni de los padres, ni de los maestros…, no obedecemos a los medios de comunicación, ni tampoco a la opinión pública. Experimentamos un espacio en el que está solo consigo, donde somos libres. Descubrimos nuestra propia intimidad, nos damos cuenta de lo innecesario y ridículo que es el buscar la confirmación y el aplauso de los demás. El valor de una persona no depende de los otros; no pende de las alabanzas o gestos de confirmación que pueda recibir. Lo íntimo es lo que sólo conoce uno mismo, el «santuario» de lo humano, puedo entrar dentro de mí y nadie puede apresarme.

Kant pensaba: “Si yo no me pertenezco a mí mismo, entonces ¿quién puede pertenecerme? Y si soy únicamente para mí mismo, entonces ¿qué soy?”. Y si todo esto no lo hago ahora, ¿cuándo? Muchos piensan que sintiéndose pobres, sumisos, débiles, humildes…los demás los amarán más y aceptarán mejor. Muchos piensan que sintiendo y pensando como los demás son mejor aceptados por ellos. Muchos piensan que siendo dueños de sus vidas con verdadera libertad interior se sentirán aislados y nadie los ayudará, olvidando que cuantos más dueños somos de nuestras vidas más damos y más recibimos. Muchos piensan que hacen un gran favor y obsequio estimable al otro, cuando dicen: “Sin ti mi vida es nada. Sin tu amor no soy nada”. Si es así, el único que vale es el otro. Ellos sólo le ofrecen lo que son: nada Hay que adueñarse de nuestra vida. Empieza a pensar por ti, a sentir por ti, a decidir por ti y asumir las consecuencias de todos tus actos.

Tu vida te pertenece, posiblemente sea lo único tuyo, no dejes que te arrebate nadie, vive lo que piensas sin que sea necesario que participes con nada tu propio Yo interior, vive como deseas hacerlo sin ataduras externas sintiendo que eres tu quien vive… y sobre todo se feliz con tu Yo y todas sus circunstancias.

 

JGM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s