El espítitu del 15M, un foro para la reflexión (Por Teresa Lazaro)

Todos hemos estado sentados en la puerta del Sol; de una u otra forma, haríamos nuestras más de una de las reivindicaciones que esgrimen los ciudadanos allí congregados. Les dijimos que se indignaran y lo han hecho, hubiera sido imposible hace unas semanas pensar que una reacción semejante fuera posible, pero están ahí y cualquier persona con una cierta sensibilidad social y progresista, está con ellos. ¿Quién no se solidariza con el paro? ¿Acaso no sentimos desde hace un tiempo la precariedad del empleo y cada uno de nosotros no siente amenazado su puesto de trabajo y acaso lo haya perdido ó todavía no, pero ha perdido el sueño ?
¿Acaso no sufrimos por la precariedad en el empleo de nuestros jóvenes, nuestros hijos, amigos ó familiares, que siendo la juventud mejor preparada y con diferencia de hace muchas generaciones, se ve obligada a soportar salarios mileuristas, ó a tener que irse lejos para afianzar un futuro laboral mejor?

¿Quién de nosotros no está cabreado con los bancos y asiste diariamente a sus abusos sin rechistar, le ignoran cuando uno los necesita porque lo único de lo que saben es de cifras y cuando publican sus beneficios ó las primas de los consejos de administración, uno se escandaliza de que hablen de miles de euros cómo sí fueran centimillos?
Es evidente que hay muchas cosas que cambiar, que los ciudadanos hemos soportado demasiadas injusticias y ante la tiranía de los casinos financieros debíamos rebelarnos; es evidente que los partidos políticos han hecho cosas mal, que se han distanciado de la ciudadanía y que se han olvidado de que el único respaldo, la única legitimidad que tiene un cargo público es la que le han dado las personas que con su voto le han otorgado su confianza, y ante eso han de rendir cuentas y responder de cada uno de sus actos. Como muchos ciudadanos, yo también me sentido (y me siento) defraudada por la organización de mi partido.

Los que me conocen saben que no soy precisamente de derechas (“mi sangre es roja y mi corazón está a la izquierda”), y por eso y aunque comprendo y apoyo de corazón a los ciudadanos que han hecho de la Puerta del Sol su plaza y su casa, querría decirles que todos esos cambios los queremos muchos ciudadanos, que estamos hartos de esta democracia formal y que queremos salvar el Estado del Bienestar y convertir España en un ESTADO DEMOCRÁTICO, SOCIAL Y DE DERECHO, de verdad, con letras grandes. Pero España no se merece que el PP y sus seguidores saquen rédito electoral de sus noches de compañerismo, de fatiga y de reivindicaciones. Que es cierto que no podemos seguir así, que nos deberíamos rebelar todos como en Islandia y decirles a los Bancos : Basta!, y a los corruptos: Basta!, y a los que no nos dejan reivindicar la Memoria Histórica, y a los que pretenden quitar de en medio a jueces como Garzón, y a todos los elementos fascistoides que tenemos en nuestros pueblos, a los que les hemos dicho algunas verdades y nos han mirado con profundo desprecio, si no con indiferencia porque no iba con ellos.

Yo no quiero que la Derecha se haga con las instituciones, porque entonces habrá menos derechos, menos bienestar y seguiremos con el mismo paro, con más amiguismo, ellos son dueños de los Bancos y del capital. Vamos a reflexionar todos, pero vamos a hacerlo para impedirles que se adueñen de lo que no es suyo, ¡ qué poca reacción ante la corrupción institucionalizada de Camps, Fabra, Matas …!
¡Qué falta de escrúpulos¡ No voy a dar mi voto a la derecha, le voy a exigir a la izquierda que trate de hacer más por los ciudadanos, pero voy a votar a la izquierda; Saramago en su obra “Ensayo sobre la lucidez” plantea una situación como la que propugna la Plataforma No Votes : un municipio en el que la mayoría de sus habitantes individualmente decide ejercer su derecho al voto de una forma inesperada y vota en blanco. Es una posibilidad, es legítimo pensarlo y ejercerlo, pero en mi opinión, y conste, que me darían ganas de hacer lo mismo, sí no comprendiera que sería un acto inútil. Queramos ó no, el pueblo español se dotó de unas instituciones democráticas, hace ya más de treinta años, con enormes esfuerzos y después de superar una guerra civil y una dictadura. Yo viví parte de esa dictadura y mi infancia y mi juventud no fueron precisamente una época de abundancia. Tuvimos que esforzarnos y salir adelante.

Para cualquier persona de mi generación defender el Estado del Bienestar para todos, no para unos pocos, es y debe ser una prioridad. Defender Europa que fue la plasmación de ese espacio de paz y bienestar para los quinientos millones de europeos que hoy somos. Europa es Igualdad, es Justicia, son los valores que todos debemos defender, y todos debemos luchar contra el avance de la extrema derecha en Europa, contra los mafiosos que quieren hacer de Europa algo que nunca ha sido. Europa nació después de dos terribles guerras mundiales, y Stephen , el autor de “Indignaos” llama a la reflexión y el cambio, pero no permitiría jamás que los valores de Europa se perdieran. Nosotros solos como estado somos poca cosa, pero la idea de Europa, el sueño de Europa nos hizo fuertes a una generación y por eso hoy quiero compartir con todos vosotros que vais a dormir otra noche más en la Puerta del Sol, que os respetamos, que os comprendemos y que necesitamos un cambio, pero con más derechos, más social, más de izquierdas.

TL

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s