Era una vez en.. (Por Pilar Hiruela)

Un día cualquiera, en algún periódico o revista, leí cosas que dejaron en mi algunas secuelas por motivos diversos, lo  que iré desmenuzando poco a poco. Empezaré con esa frase que todos hemos leído de pequeños: “Érase una vez una historia en un país llamado España”. Y dentro de España, un pueblecito cerca de Madrid, en el cual vivía no ha mucho tiempo un caballero de nombre, Ramón, al que  apodaban el “Limpio”.

 “Ramón el limpio”, apodo éste que se había ganado por su brillantez exquisita en el vestir y en lo impoluto de su pulcritud personal y la belleza de su alma, le acompañaría siempre. Dicha criatura de gran honestidad y belleza  por fuera y por dentro, de una gran inteligencia, la que empleaba escribiendo como “periodista”, se sentía un día enferma y  herida de íntimas desolaciones jocosas. Encontrándose convaleciente, de la nicotina y de algunas cosas más…, no admitía las pasiones tibias, ni la admiración distante que algunos ciudadanos le profesaban dado a su  gran sensibilidad.

A “Ramón el Limpio”, había que amarlo con el mismo encendido frenesí que ilustraba sus narraciones. Era procaz y fervoroso, disparatado y recónditamente tierno, escritor de cuerpo entero que escondía una veta de desgarro, en todo lo que narraba.

“Ramón el Limpio”, respaldado siempre por su ángel tutelar, sus amigos que también nadaban en aguas igualmente “limpias”, irrumpió un día como un huracán en la vida de aquél pueblo para anegarla con su presencia estruendosa y necesaria según él.

De “Ramón el Limpio”, uno se podía enamorar a simple vista (me temo ¡ay!, que sin esperanza de ser correspondido), también, porque  era uno de esos raros especímenes que entendía el arte de escribir prensa, como una forma de entretenimiento insomne, una gozosa fiesta que lo inundaba todo.

“Ramón el Limpio”, llegó a ser un gran escritor de masas, adorado por la misma sociedad a la que vapuleaba  sin piedad alguna y con ensañamiento. Era pues, según se dice, un escritor de culto, adorado en la capilla donde se rinde tributo a la genialidad descatalogada.

No había adelanto tecnológico al que “Ramón el Limpio” no quisiera sumarse arrastrado por esa curiosidad inquisitiva que convertía su vida en un torbellino de frases ininteligibles, que el pueblo sencillo no entendía como suele pasarle a los “genios”, que no les entiende casi nadie Era, pues, un gran incomprendido.

“Ramón el “Limpio” fue el primero en hacerse casa y amueblarla con una videoteca que le abrigaba el alma y le proporcionaba horas de incesante pensar por el bien hacer con su escritura a su pueblo y a sus queridos vecinos que tanto le amaban aunque no lo entendieran. “Ramón el Limpio”, fue el primero del pueblo en comprarse un ordenador, ideando juegos que le permitían colorear caprichosamente los rostros de sus inmortales conciudadanos. Llegó a abrir una página Web “oficial”, u oficiosa, en la que “Ramón el Limpio” daba buena cuenta, a su manera, de todo lo que acontecía en el pueblo.

La página de nuestro amado monstruo y “escritor” fue  la más divertida y renumeradota para él. Y sus fans, algunos “periodistas” de la zona,  le animaron a seguir adelante y con ayuda del Excelentísimo Ayuntamiento por aquello de algunos favores hechos con anterioridad y que no le podrían negar.

No olvidemos que “Ramón el Limpio”, era un ser excepcional, alegraba la vida de los ciudadanos con “impresionante galería grafica” que deparaba, sin duda, alguna jugosa sorpresa día a día y una sección  de “fetiches”, a su imagen y semejanza.

“Ramón el Limpio”, era todo un genio juguetón, toreaba como nadie las reseñas críticas y hostiles que le llegaban. Yo lo imagino con pose de lanzador de jabalina, blandiendo un lápiz de afilada punta. En esa imagen se condensa el peculiar talante de un escritor que hizo de la pulla nada certera un juego de niño.

Descanse en paz “Ramón el Limpio”.

Pilar Hiruela.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s