Acercando Culturas, Valdemorillo viaja: Villacarrillo (Por Pilar Hiruela)

VILLACARRILLO día 29-09-2011

Situado en la zona oriental de la provincia de Jaén, en la comarca de la Villas, se encuentra Villacarrillo. Su término municipal tiene una extensión de 235 kilómetros cuadrados, los ríos Guadalquivir, Guadalimar y Aguascebas surcan su territorio. Su riqueza, los olivos, grandes extensiones hasta donde alcanza la vista esta cubierto de este oro fino, riqueza inigualable.

Visitar Villacarrillo es visitar un pueblo que ha sabido y sabe ser consecuente con su historia  y pasado. Recorremos sus calles y plazas y lentamente nos introducimos en su historia. Sus entramadas calles serpentean y se estrechan convocando al silencio del pasado más remoto. La soledad, el recogimiento, evocan sus orígenes medievales, así nos muestra cicatrices de la memoria, ese tiempo pasado, los achaques de la vejez.

Explicar lo que para mi representa es harto difícil, digamos que es el camino más corto para rastrear el pensamiento de mis antepasados, atrapar la personalidad lánguida y soñadora a la vez de lo imaginado.

Antes de meterme de lleno en la narrativa, decir, que he sido recibida por el señor Alcalde y concejala de Cultura en su Excelentísimo Ayuntamiento, un calido encuentro, dónde, acompañados por unos cuantos concejales más del actual gobierno, he presentado Valdemorillo.

 

Hemos hablado de la historia de nuestros pueblos, su ubicación y la riqueza del patrimonio histórico,-cultural, sus gentes, participación ciudadana,  etc….

Después de desayunar nos esperaba D. Manuel Ceacero, persona de una gran ternura, realmente encantadora, por el cual he de decir que siento cariño.  Se interesó por presentarme a un posible familiar mío por parte de madre. D. Manuel pertenece a Asociación Amigos de la Historia de Villacarrillo, que más adelante presentaré. Con él visitamos la magnifica Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, obra de Andrés de Vandelvira y sobre la que  D. Manuel no omitió ningún tipo de detalles, “magnífico guía” al que  desde aquí mando un fuerte abrazo.

 

Cuando se encendieron todas las luces del templo me embargó un sentimiento muy profundo.  Decir hermosa sería poco calificativo. Es un magnifico edificio de arquitectura griega en el que  coexisten las últimas formas del gótico y las primeras manifestaciones del renacimiento. Fue construido sobre los cimientos de un castillo fortaleza sobre el cual se edificaría la primera iglesia Cristiana llamada Santa María del Castillo. Dio paso a la actual en los siglos XVI-XVII siendo su fiel testimonio la torre campanario y la fachada principal, cuya base se asienta en uno de sus antiguos torreones. En esta interesante fachada domina la base de piedra donde se abre una original portada de medio punto con motivos platerescos y molduras góticas protegidas por un pórtico con arco campanel, trazado mediante varios arcos de circunferencia que son tangentes entre si, con líneas de mocheta o jamba y una galería superior abierta.

Me impresionó su interior de planta basilical,  tres naves que  están divididas por pilares cilíndricos, con cuatro finas columnas adosadas, suplementados por un cuerpo complementado que los eleva dejando pasar a través la luz en casi su totalidad. La nave central se cubre con una bella sucesión de cúpulas de media naranja con linternas sobre pechinas y las laterales con bóvedas vaidas rectangulares. En los muros laterales se abren capillas-hornacinas entre los contrafuertes, que se cubren con bóvedas de nervios. Como vemos, por esta pequeña explicación, es una visita obligada a conocerla, de ahí que no me extienda más.

 

Terminada la visita a la iglesia me esperaba otra no menos interesante a la Casa de la Juventud, para poder ver la exposición de la REAL ARCHICOFRADIA DE LOS PATRONOS DE VILLACARRILLO, NTRA. DEL ROSARIO Y EL STM. CRISTO DE LA VERA CRUZ. Nos recibió Doña Rosario Santafosta y su marido D. Francisco, el cual me hizo entrega de una imagen del Patrón de Villacarrillo. Si me emocionó ver y disfrutar de la Basílica, y digo bien, ya que así la veo y la siento, no os podéis imaginar la sensación que me causó escuchar la historia de más de seiscientos años del Patrón de Villacarrillo en boca de D.ª Rosario. La fe que sus cofrades transmiten y que han ido pasando de padres a hijos conmueve en lo más profundo. Prometo una vez leído todo referente a dicha Cofradía y su patrón, escribir un artículo fundamentado. ¡Mil gracias Rosario!

Retomo mi paseo por sus calles observando cada rincón, embelesándome con sus casas blasonadas de principio del siglo XX últimos del XIX. De repente, frente a mi, emerge la Casa Palacio del poeta Matías Pastor. Me impresionó tanta belleza que paré a un señor para preguntarle a quien pertenecía y fue tan amable que me dio todo tipo de explicaciones, hablamos creo casi durante más de una hora. Dicho señor dijo llamarse  D. Pedro Raya, una persona coherente con los sentíres de su pueblo. A las explicaciones y dataciones dadas yo le llamo cultura popular de la buena, de esa que no viene en los libros y que es realmente verídica y vivida.  Resultó ser como una oración con el pasado, hablamos de los años 50 y 60, de las familias que mandaban en el pueblo por aquellos tiempos, Los Pastores, Pellones, Benavides, etc… del hambre y la miseria que había, y de cómo sus gentes empezaron a emigrar dejando atrás el pueblo que les vio nacer. Me pareció estar viendo la película “Los Santos Inocentes” de D. Miguel Delibes. Desde aquí le doy una vez más las gracias por su amabilidad, un fuerte abrazo D. Pedro, volveremos hablar estoy segura.

La casa en sí está deteriorada y me dio pena que algo así pudiera perderse. Después me enteré que tiene incoado expediente de declaración como Bien de Interés Cultural desde el año 1990, según resolución de junio de 1985 de la Dirección General de Bellas Artes. Sería por lo tanto de apremiar a quien proceda para no dejar que este patrimonio histórico-cultural para Villacarrillo se perdiera. Me consta que no lo permitirá la Asociación Amigos de la Historia, por supuesto con ayuda de su Excelentísimo Ayuntamiento y Patrimonio, juntos moviendo ficha a quién más corresponda.

 

Villacarrillo es más una ciudad de piedra que de cal, universo pétreo, esa rugosidad táctil que el viajero siente al acariciar las fachadas de sus palacios y casas solariegas. Ya en la calle La Feria me encuentro con el edificio donde está ubicada la Casa de la Cultura.  Igualmente es un Palacio que perteneció al Cardenal Benavides, comprada ésta por el Ayuntamiento que  habiéndose reformado pasó a ser patrimonio municipal, para disfrute de sus ciudadanos y los que llegamos de fuera poder recrearnos con ese magnifico edificio, también de principios del siglo XX, hoy Casa de la Cultura y Biblioteca.

La visita a los Amigos de la Historia de Villacarrillo, en dicha Biblioteca, ha sido para mi una gran satisfacción. Un grupo de personas cualificadas trabajando por la cultura y conservación patrimonial de su pueblo. La labor que llevan a cabo para cuidar y difundir todo el patrimonio histórico-cultural que estaba dormido en los sueños del tiempo es encomiable. Espero y deseo, como hablamos, poder estar en contacto y trabajar para dar a conocer el esplendor de Villacarrillo junto con su historia.  Me han prometido hacernos una visita pronta, espero que así sea. Mientras esto ocurre les mando un fuerte abrazo.

Villacarrillo hay que recorrerlo a pie y en silencio cuando las luces se encienden y cubre su cielo las leyendas que los escritores achacaron baja las sombras de siglos. Allá, en lo alto, diviso la torre de Templo Vandelviriano, iluminado, erguido y vigilante de su pueblo. Es entonces cuando, al oído, la ciudad secreta para mi, me confiesa sus añoranzas de las cuales me hago participe. “Soñaré contigo cuando no te vea” dijo alguien alguna vez, y hago  mías las frases, pero así lo siento. Doy rienda suelta a la imaginación  en mi paseo y se me antojan sabrosos episodios de la vida de la ciudad, crónicas de los dueños de las casa señoriales y las necesidades de sus moradores, por tanto, de los diferentes momentos de su historia, de esos años de esplendor para ellos y no tanto para las otras personas viviendo en los cortijos casi hacinados, como me contara D. Pedro Raya. Nada que ver entre unas familias y otras.

Transito ensimismada, deseo pensar que por esas mismas calles pasarían mis padres y abuelos, imagino cómo tuvo que ser la decisión de marchar y dejar la tierra que les vio nacer.

Llego hasta la parte trasera de Nuestra Señora de la Asunción y camino por estrechas calles que me parecen una crónica de otro tiempo, una vuelta a los años en que Vandelvira llegara a Villacarrillo para hacerse cargo de la edificación más grande y hermosa que preside dicho municipio. Será  aquí donde se case con Luisa de Luna, será en esta iglesia donde marcara la concepción del espacio que luego definiría en otros muchos templos. Desgraciadamente Vandelvira no vería la iglesia acabada ya que le sorprende la muerte en 1575.  A partir de dicha fecha le sustituirían otros maestros como Pedro de Régil, Juan de Ostiaga y Alfonso de Régil y  su obra fue terminada en 1653, por lo tanto estaríamos hablando de unos 103-113 años duración de la construcción.

Paseo imaginando días de lluvia, frío y bruma, deseo retener el tiempo, pensar en mis antepasados en como serian mis correrías de muy niña, que poco o casi nada recuerdo. Estar en  sus calles a esas horas es tanto como habitar un sueño siendo protagonista de algunas de sus leyendas que mitifican estos lugares de piedra, que no de cal.

Imagino a un Villacarrillo en aquellos años a la pugna de poder entre clase civil, la casta religiosa y las familias de la alta burguesía.  Debieron ser años de lucha, rencillas y conspiraciones. La Casa Consistorial acogió muchos de aquellos episodios en los que cuentan que el clero trataba de hacer valer sus derechos frente al poder político encomendado a los altos apellidos. Hoy en sus edificios solo queda representado las huellas de un pasado.

Alcanzo la que fuera Casa de la Inquisición ubicada en la C/ Repullete, que debió ser construida entre los siglos XVI y XVII, y aprecio que conserva su original fachada e incluso la rejería. Mi cabeza una vez más me traslada a aquellos tiempos dónde se aplicaba tormentos y suplicios a los reos acusados de delito contra la fe.

 

Corpus Christi
Hablar del día del Corpus, es hablar de Villacarrillo. En el año 1364 ya aparece en los Estatutos de la Catedral de Jaén una relación de fiestas en las que se nombra a la Torre de Mingo Priego relacionándola con la festividad del Corpus Christi, documentos que se conservan en Villacarrillo (antes Torre de Mingo Priego), hablan de una devoción eucarística, aluden siempre a su antigüedad <<(…) de tiempo inmemorial, frase repetida una y otra vez por los Cabildos del Concejo, lo que demuestra esta antigüedad de la celebración del Corpus en dicho municipio. En el siglo XVII se sabe que era tal el esplendor de la celebración del Corpus en dicha villa que muchos forasteros, atraídos por la solemnidad litúrgica y la religiosidad que vivía la villa, acudían solícitos a ella.

 

El trono, acabado en baño de plata y algunos detalles en baño de oro, se considera una joya artística plagada de elementos icnográficos y religiosos. Las frases “la unión hace la fuerza” alcanza esos días en Villacarrillo su máxima  expresión. La unión del trabajo y el esfuerzo de los vecinos hacen que, en el día previo, todo se haga más llevadero. Son también, sin duda, unos días de convivencia vecinal, en los que padres, hijos y vecinos aunando fuerzas decoran con armonía y amor a su fiesta todas las calles, ellos no necesitan de grandes creadores, ni personal cualificado para que el resultado sea una verdadera obra de arte como podemos ver.

Mando un muy cordial saludo a Manu, técnico Cultural, por todas sus atenciones prestadas que han sido muchas y buenas. ¡Mil gracias Manu!

Desde Valdemorillo un fuerte abrazo para toda su gente.
Villacarrillo mi pueblo, viajará conmigo donde “Acercando Culturas” me lleve.

Pilar Hiruela.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s