Participación residual (Por Luis Chamarro)

Hemos asistido al ultimo pleno ordinario de 2011, en el que una asistencia superior a lo normal, veinte personas,  ha dado  cierto colorido al patio de butacas. Ha transcurrido con la tensión de otros muchos, con tres advertencias de expulsión por parte de la autoridad por protestas de vecinos. De todo el contenido quedará constancia en el siempre eficaz relato del amigo Matas.

Mención específica creo que debe hacerse a la ausencia en el orden del día de la aprobación definitiva del Consejo de Participación Ciudadana. Tuvimos que esperar al turno de las intervenciones populares para oír hablar de ello. A los grupos de la oposición se les había olvidado siquiera preguntar, proponer o informar de su parecer sobre esta cuestión. Así, hubo que escuchar la respuesta de señora alcaldesa quien implicó, como en otras muchas ocasiones, al señor secretario en una explicación  en las que toma a los asistentes poco menos que por tontos. Se despachó la señora con que estaba en plazo de información pública, que  se estaban recogiendo las alegaciones, mientras miraba fijamente al Secretario, quién, comprendiendo la seña, se limitó a balbucear un no, si, pero, eso, claro, ya veremos, señora. Esto sirvió para que a continuación se hiciera una comparativa virtual del entorno municipal, no se citó lugar alguno, pero somos un ejemplo, dice la alcaldesa, con los turnos de intervención que al final de cada pleno se permiten a los vecinos. Los seis años anteriores ella misma suprimió esta posibilidad, que de forma intermitente se venía haciendo desde muchos años atrás. 

En las circunstancias de crisis que afrontamos la implicación de todos en las soluciones, en la comprensión de los problemas y la suma de energías es una cuestión estratégica. Otra cuestión es que ello pueda poner en evidencia que las responsabilidades de los que han gestionado mal sean mas transparentes. Pretender salir desde la manipulación de los mensajes, desde la ocultación de los datos y sin querer abrir las puertas a la presencia de los ciudadanos en los asuntos públicos es un riesgo político que la corporación deberá valorar desde cada uno de los puestos que les ha tocado asumir.

El proyecto del Consejo de Participación Ciudadana que desde Municipios 21 se presentó al Ayuntamiento en Junio de 2011 ya fue vetado hace cinco años por la señora alcaldesa. La aprobación provisional del nuevo proyecto se llevo a cabo en julio del año pasado, se publicó en Agosto y el plazo de alegaciones terminó el 23 de septiembre. El señor Secretario faltó a la verdad al confirmar las palabras de la señora alcaldesa sobre este asunto. El fedatario público  en Valdemorillo no cumplió con su función fundamental como habilitado nacional. El señor Secretario desempeña una función clave en la consecución del objetivo de este grupo de gobierno y anteriores en la ocultación de los datos públicos, en la no difusión de las cuentas, en la no  publicación de las actas, en la  nefasta gestión de los archivos, en la administración de los expedientes, en la ausencia de instrumentos clave como el Inventario de Bienes, de la inexistencia del Patrimonio Municipal del Suelo. El señor Secretario cobra mucho mas de lo que cobran otros funcionarios de similar nivel en municipios de este tamaño. Es la justificación para que la señora alcaldesa y ahora su socia cobren por encima de él, como dicen debe ser.

La posibilidad de que los vecinos asociados puedan anticipar sus pareceres en cuestiones económicas, de gestión del territorio, de seguridad  ciudadana, de servicios sociales no es algo que parezca interese de verdad a esta corporación, menos al equipo de gobierno. Claro que siempre está el registro municipal, como enfatizó la señora alcaldesa, faltaría más, y la queja pública, el derecho de manifestación y la libre expresión. Siempre está ella para no responder los registros de entrada, impedir la entrega de copias de documentos públicos o para insultar a los que hacen uso de derechos democráticos. De charanga y pandereta los plenos que esta señora preside desde hace años. Claro que nadie puede decir que no esté sancionada por los votos. Respetar las mayorías no implica rendir la rodilla, bajar la cabeza y aceptar imposiciones autoritarias.
Deben estar seguros los corporativos que se seguirá reclamando de todos ellos una respuesta acorde con los difíciles tiempos que afrontamos. El despilfarro de recursos, económicos o humanos, siempre ha sido perjudicial para cualquier comunidad. . Ahora que admiten lo que se les vino diciendo hace años,  que reconocen había un gasto injustificado de cuatrocientos mil euros en el Servicio de Urgencias cuando había que haber adecuado el centro de salud. Ahora que se han percatado que nos podemos ahorrar seiscientos mil euros anuales en la recogida de la basura y de los residuos y que por ello van a municipalizar el servicio. Ahora es cuando mas necesario es municipalizar la vida ciudadana, facilitar la implicación previa a la toma de decisiones, en la planificación del futuro de este municipio. Eso es lo que ayer solo se escucho en los minutos  que cada dos meses, durante media ahora entre preguntas y respuesta, en el mejor de las casos hay previsto. Una participación residual.

LCH

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s