Luz y taquigrafos (Por Luis Chamarro)

El señor Fernández y el Señor Bernal fueron testigos de la parte acusada en la denuncia que interpuse por el intento de agresión que estimé había sufrido en el desarrollo de la asamblea de afiliados del PSOE local el día de la elección de candidatos a las municipales. Como dije en la sala judicial más que la posibilidad de haber recibido un golpe fue la realidad de que se me quisiera hacer callar como se pretendió por los denunciados.

La sentencia dictamina que no siendo inverosímiles las versiones enfrentadas y ante la falta de suficiencia probatoria del ánimo existente se absolvía a los denunciados por el principio de “in dubio pro reo”, en caso de duda se falla a favor del denunciado. Ello tras las declaraciones de los señores Herranz y Barrena, que vieron y oyeron y las de los señores Fernández y Bernal, que no vieron ni oyeron. Hasta aquí lo ocurrido en el juzgado, que no quita nada de lo que ocurrió en la asamblea y posteriormente.

En aquella asamblea, al margen de los incidentes, ocurrió que la mesa no levantó acta de los hechos que vieron y oyeron, de la presencia de Policía Local, de la ausencia de contestación a los recursos presentados ante el PSM y ante Ferraz por convocatoria irregular, por una ejecutiva que había dimitido dos meses antes. La admisión de las candidaturas apadrinadas por Carlos Fernández y por Maria José Ibáñez, acabó en una síntesis que suponía que mas de la mitad de los que finalmente se presentaron no eran de la agrupación de Valdemorillo, ni vivían en el pueblo. Los provocadores de los incidentes en la asamblea se refugiaron en las listas de PIVALDE. El resultado final fue el que se conoció, un desastre histórico cocinado durante más de un años entre el PSM, el señor Fernández,  el señor Bernal y los dimitidos reciclados Ibáñez y Urbina.  

Con posterioridad el señor Fernández (Román Villalba) se marchó del PSOE local tras la reprobación política que tuvo en una asamblea de afiliados, reprobación a la que se opuso el señor Bernal. Esta iniciativa fue consecuencia de las dificultades que el PSM ponía para la apertura de otro expediente disciplinario, tras la “perdida” de los dos anteriores.

Siguieron sus informaciones en el Faro del Guadarrama hasta que no le dejaron firmar más ¿Contará públicamente el Sr. Redondo (PIVALDE) los pormenores de este asunto y las pretensiones de Román Villalba (Carlos Fernández) en el Ayuntamiento? El señor Bernal, auspiciado en su día por Fernández (Villalba) ejerce de portavoz del Grupo Municipal Socialista y la vida ciudadana sigue su curso por diferentes cauces de participación  de cuya legitimidad nadie podrá poner objeciones.

En otro orden, las diligencias judiciales por las tasas municipales de Casa de Cultura, el periódico municipal y la prevaricación urbanística siguen su curso. Otras cuestiones seguirán similar camino. Con luz y taquígrafos.

LCH

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s