Antes eran venados y jabalíes, ahora elefantes (Por Luis Chamarro)

Soy uno más de los que ha quedado sorprendido con la noticia de la cacería y del accidente del monarca. Cuando la crisis provocada por financieros criminales, escondida por gobiernos títeres, cuando más aprietan las circunstancias sobre las familias, cuando las calles acogen las quejas y reclamaciones ciudadanas, cuando estamos con estas nos enteramos que el Rey se había ido a un país africano, invitado por un potentado y con una amiga. A cazar elefantes, afición que ahora hemos sabido ya había practicado con anterioridad.

 

Con accidente o sin él el cacao diplomático y  político es mayúsculo. Decenas de tertulias en los medios han abordado el asunto. Expertos en diferentes ciencias, profesionales del verbo, asiduos tertulianos abordaron el asunto hasta el momento de la disculpa. Las medidas y eficaces palabras con las que se disculpó el Rey ante las cámaras sonaron como bálsamo tranquilizante. No quedó claro si sentía haber sido descubierto por los ciudadanos en tal afición. Si por lo de la compañía y la invitación. La cuestión es que altos representantes institucionales, mediáticos  y políticos han corrido a magnificar tal  intervención incluso alegando que pese a no tener que hacerlo el monarca había hablado: “Lo siento. Me he equivocado. No volverá a ocurrir”.

Las preguntas  que desde posiciones críticas con lo ocurrido se realizan  se obstaculizan o impiden en las Cámaras legislativas. Mientras los medios se aprestan a resaltar la vuelta a la normalidad, a la agenda habitual de la Casa Real,  en las otras casas, mas reales, en las de los ciudadanos perplejos, por esto y lo del yerno, ha llegado la noticia de que el elefante si fue cazado. Cuestión omitida  hasta después  las disculpas. Que había conseguido abatirlo con siete disparos. Esta claro que seis no fueron nada certeros. Se ha informado  de la carne del elefante  se había repartido entre los aldeanos y que los colmillos, los más grandes capturados este año, no han sido reclamados aún. Un alivio estético.

La situación puede ser enfocada con diferentes perspectivas. Estoy seguro que el inmortal Gila hubiera clavado la situación a su manera. No se si José Mota montaría una historieta para su programa, pero el asunto da juego. Pensemos que el primer disparo no dio al animal, o le hirió levemente. Repuesto en segundos del estruendo del disparo puedo haber emprendido veloz carrera en busca de refugio. En estas que al tirador real le queda a la vista la grupa del paquidermo, o el costado. Fácil acertar  en esa pose a tal volumen aunque sea a la carrera. Otro disparo y otro más. No se sabe, pero el caso es que en algún momento el bicho pudo encararse con el del rifle, harto de recibir leñazos, y mirarle como diciendo  que le diera la última, que se estaba quedando sordo con tanto tiro. Y con el último disparo a la fama. En España desde la muerte de  la mamá de Dumbo ningún elefante había levantado tantas pasiones. 

Luego está lo de la cadera. Tanto tiro, siete,  con esas armas de tan potente retroceso deben desencuadernar al más pintado. El intento por recuperar la posición, en el caso de la huida, del elefante. El tener que haber salido de najas en caso de que el animal hubiera acometido, en desconocimiento de la figura, en algún momento del lance. Mucha marcha para un esqueleto ajetreado. Afortunadamente la evacuación  y la intervención de los médicos atajaron, parece, los daños. Suerte que el estatus real impida la aplicación de la reforma laboral de Rajoy. Una baja de estas características posibilitaría al empresario a despedir al empleado. El empleado es el rey, el empresario es el pueblo soberano.

LCH

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s