Desconocimiento y desidia provocan incendios evitables. (Por Municipios21)

Suponemos que la señora  Alcaldesa de Valdemorillo conocerá que el Serprona ha tenido que personarse en alguna urbanización debido a la excesiva acumulación de residuos provenientes de podas mezcladas con otros enseres, lo que durante los días de máximo calor podría haber provocado un incendio importante.

El gobierno de lo público acarrea una cuota de responsabilidad civil y penal que debe ser asumida por sus garantes directos. La Sra. Villanueva y el Sr., Coba toman ese compromiso desde el momento que la aceptan y cobran un buen sueldo por ello. Se responsabilizan del peligro que pueden correr los ciudadanos por abandono o desidia de su trabajo desde todos los ámbitos de la seguridad ciudadana y no existen argumentos presupuestarios que justifiquen su incuria.

A los responsables habría que recordarles que cuando el oxígeno del aire se combina con una sustancia combustible, como pueden ser las plantas, matorrales, hojarasca, etc. se produce una combustión en la cual se desprenden gases, calor y en ocasiones llamas. Para que se produzca fuego tienen que existir tres elementos en las cantidades adecuadas, esos elementos son: el calor, combustible y oxígeno.

 

 

En la primera semana de agosto en Cerro 2, en el almacén temporal de residuos se daban estos tres elementos conjuntamente con una enorme acumulación de enseres inflamables.

La propagación del fuego es un factor importante que hay que tener en cuenta cuando se produce un incendio forestal. El fuego tiene tres vías diferentes de expansión:

CONVECCIÓN: Si el aire se calienta tiende a subir, siendo sustituido por otra masa de aire fría, esto origina corriente ascendentes que transportan el calor hacia arriba. Este tipo de propagación del fuego, produce que el incendio avance hacia arriba y que el fuego de superficie se convierta en incendio de árboles.

RADIACIÓN: Se produce en distancias cortas. En este caso, el calor se transmite por medio de ondas calóricas invisibles que viajan a través del aire, es decir, que el calor pasa a través del aire sin que exista movimiento.

CONDUCCIÓN: Se produce cuando un objeto está en contacto directo con otro. El calor del objeto más caliente pasa hacia el más frío. Este tipo de propagación del fuego se produce cuando las plantas estén en contacto con cristales, metales u otros enseres.

La mayoría de los incendios se producen por descuidos, negligencias o son provocados intencionadamente. Por lo tanto, un alto porcentaje de los incendios pueden ser evitados.

Un cigarro mal apagado puede provocar un incendio. No tirar desperdicios. Las botellas abandonadas y los objetos de cristal junto a restos de poda, además de ensuciar, pueden ocasionar incendios. Sí las condiciones meteorológicas favorecen la propagación de incendios debe evitarse encender fuego con cualquier finalidad. Si el fuego es pequeño, intentar apagar las llamas con ramas verdes y tierra, tener prevista una zona de evacuación. Respirar con un pañuelo mojado en la boca para evitar los efectos negativos del humo. Huir de las llamas del fuego hacia abajo, ya que el fuego tenderá a desplazarse hacia arriba, no intentar cruzar las llamas sin saber lo que hay detrás. Si se hiciera, primero debes mojarte la ropa y protegerse la cara, tratar de alejarte por las zonas laterales del mismo y más desprovistas de vegetación, teniendo presente que un cambio en la dirección del viento puede hacer que el fuego te deje atrapado. Por tanto, debe uno moverse en sentido contrario a la dirección del viento. Si uno se viera atrapado por el fuego debe situarte en zonas ya quemadas, echándose en el suelo detrás de alguna roca o cubierto de tierra, siempre tumbado, porque el aire más puro queda más próximo al suelo; no hacer uso de los vehículos si se está rodeado de fuego.

Las labores de extinción de incendios de superficie poco intensos, pequeños o de propagación lenta se llevaran a cabo de forma directa en el borde del incendio. Las labores de extinción en incendios de gran envergadura o propagación rápida se iniciarán por la cola para pasar a continuación a trabajar en los flancos.

Tan pronto como se sofoque el incendio se deben organizar los retenes y las patrullas de vigilancia y no se debe abandonar la zona hasta que el incendio esté totalmente extinguido.

M21

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s