Haciendo el agosto (Por Luis Chamarro)

Junto a los peores días de calor de este verano ajetreado hemos conocido de las actuaciones habidas en una de las sucursales de la cadena Mercadona con la toma de mercancías con afán publicitario y redistributivo. Lo de los carritos con alimentos ha generado una espiral de intervenciones mediáticas y políticas llenas de pasión y demagogia. Esto, mas la crisis, mas el tinglado olímpico, el fútbol que vuelve, ha deparado y depara  un agosto muy favorable para tertulianos, prensa, radio y televisiones de todo pelo.

Aquí, en este pedazo del mundo, hemos afrontado una nueva fase del  proceso que lleva años trabajándose en despachos,  cenas y encuentros, el negocio urbanístico del noroeste de Madrid. Por ello, estos pasados días no ha habido relajo en los pasillos y recepción municipal. Decenas de vecinos han acudido a requerir información y manifestar su parecer, de viva voz, en voz baja, jurando en arameo, incluso por escrito con sus alegaciones por registro. Todo ello por el motivo del proyecto de destrozo urbanístico puesto en marcha desde los grupos al frente del Ayuntamiento, los políticos y los inmobiliarios.

Puede que el negocio de fotocopias local haya obtenido mejor resultado con la reproducción de copias que tener presentarse. En la economía local también ha podido darse un repunte en el área de consultoría inmobiliaria, actividad que crecido un ciento por ciento, que dirían algunos, antes no había y ahora, durante un mes, al menos, ha habido un emprendimiento, como también dirían otros, frente a la fuente, en el primer piso. ¿Con licencia de actividad? ¿Facturas e impuestos? Espero que no fiaran hacer el agosto jugando fuera de normas fiscales, asesorando sobre las urbanísticas vigentes y sobre las que pretenden imponer algunos propietarios en connivencia con el gobierno municipal. Estos si que quieren hacer el negocio, su agosto, y por eso este encaje en la agenda, claro que, por lo visto, no se han ido de vacaciones tantos vecinos como suponían. Las alegaciones parecen ser muchas más de las que preveían las alcaldesas y sus avalistas.

Mientras la población permanece impasible frente al expolio presupuestario año tras año, inhibiéndose de las cuentas municipales, ahora parece haber habido una reacción cuyo alcance solo podrá valorarse una vez las alegaciones y sugerencias pasen a ser públicas. Otros vamos a seguir haciendo en Agosto, lo que  es algo más que un matiz. Es una constante pues siguen pendientes importantes cuestiones derivadas de la gestión municipal: los convenios del agua, las deudas con lo proveedores autorizadas, denuncias activas, el derecho de acceso a los archivos municipales, el próximo presupuesto, el Consejo de Participación Ciudadana, … Estoy seguro que esto será considerado por algunos como una mala utilización de nuestras capacidades. Yo considero justo lo contrario, en Agosto y en el resto del año.

LCH

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s