Trompicones innecesarios entre Marinaleda y Valdemorillo (Por Rafael Guardiola)

El denostado por algunos, diputado de la Asamblea de Andalucía, señor Sánchez Gordillo busca atraer la atención de la ciudadanía hacia las perentorias necesidades de los parados de su comunidad y del resto de España en la forma más escandalosa que pacíficamente ha encontrado.

Hay otras maneras mas duras pero ellos han escogido una que resulta indudablemente eficaz a juzgar por la repercusión que ha tenido en los medios, sin llegar a la violencia de una huelga de hambre que conlleva peligro de muerte, ni las fuertes manifestaciones que se produjeron en los primeros años del siglo XX, que acababan con heridos y muertos como la desgraciada semana sangrienta de Barcelona. Espero que no me digas que no hacía falta esta llamada de atención ante los poderes públicos porque nosotros, desde nuestro común medio El Cocodrilo, hablamos muy a menudo de las hambrunas a que está conduciendo esta crisis que desbordan a las ONG como, por ejemplo, Cáritas de la iglesia católica, que desde los púlpitos está avisando de estar desbordados de personas que sólo cuentan para comer con la caridad ajena. Este aviso es equivalente al del señor Sánchez Gordillo que utiliza un púlpito distinto porque no tiene otro tan eficaz.

Sin querer insistir más en lo que es evidente, lo que no he entendido es que confundas los graves problemas de los que no pueden dar de comer a sus hijos con la regencia del Ayuntamiento de Valdemorillo. El problema es diametralmente opuesto y su comparación heterogénea, como aquello de sumar peras y manzanas. No se si el señor Sánchez Gordillo pretende progresar políticamente, pero en todo caso su actividad, que no cabe duda conlleva un riesgo, se hace para reclamar apoyo a los que no tienen nada, mientras que la actividad de la señora López está orientada hacia los que convierten en negocio lo que debiera ser bien público, cosa que se puede ver para los que no se tapan los ojos, en el Plan General de Ordenación Urbana, los acuerdos con El Canal y en la protección a colegios privados desasistiendo a los públicos y, por qué no decirlo, a los que pretenden utilizar espacios públicos para uso privado, como dices bien, en la calle Flor de los Almendros de la urbanización Las Mojadillas.

RGH

http://elascuapamisardina.blogspot.com.es/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s