No existe separación de poderes. (Por Gustavo D. Llanos)

Para no eternizar más la crisis y endeudarnos durante generaciones el Gobierno debe reformar a fondo la administración de las comunidades autónomas y los ayuntamientos, en su mayoría fuera de control y en bancarrota. Los españoles deberíamos ser consultados por medio de un referéndum el modelo de Estado, para el futuro de España. El modelo autonómico actual, de “café para todos”, unidos a ayuntamientos innecesarios, diputaciones provinciales obsoletas: son responsables de los dos tercios del gasto público 234.000 millones de euros frente a 118.000 el Estado en 2011, (excluyendo la Seguridad Social) de 23.000 millones de euros, y este gasto se realiza en condiciones de descontrol, despilfarro y corrupción totalmente inaceptables.

Sin embargo se nos quiere hacer entender, para evitar actuar directamente sobre el verdadero problema de España que se encuentra en la clase política, que los salarios son demasiado altos cuando en realidad son un 60 % de la población ocupada que gana menos de 1.000 euros/mes, que las pensiones medias son de 785 euros, el 63% de la media de la Unión Europea. Tampoco a España le falta talento, ni capacidad empresarial ni creatividad. Tiene buenos investigadores, ingenieros, médicos… y gestores.

Todo esto lleva también a una economía sumergida que llega al 20% del PIB y que frena la competencia, la eficacia y el desarrollo del país. Además, detrae recursos con los que podrían financiarse educación y sanidad.

Las ayudas para España, igual que para otros posible candidatos de rescates, no deben ir a bancos ya casi en bancarrota y fuertemente politizados. En la CAM, el Gobierno ha comprometido 16.000 millones de dinero público en lugar de cerrarla; en Bankia, 23.000, y el Ejecutivo acaba de darle 5.000 millones urgentemente para cubrir pérdidas en vez de cerrarla, y además de forma tan extraña que despierta todo tipo de recelos.

¿Por qué se ha utilizado el dinero de los españoles FROB en vez de esperar los fondos de la UE? Es lícito suponer que la razón es la siguiente: los bancos no quieren que la UE investigue sus cuentas las controle e imponga condiciones aún más duras.

Ya el caso de Grecia ha demostrado que las ayudas europeas tienen que estar vinculadas a un control estricto y condiciones duras, que representan recortes sociales o subidas brutales de impuestos, como hace ahora el Gobierno de Mariano Rajoy con la excusa de Europa.
Se tiene que cambiar más en España que cortar gasto social, que de todos modos es mucho más bajo que en Alemania, y hay otros gastos infinitamente más relevantes que se pueden eliminar.

Además, los casos de corrupción resultan tan escandalosos, incluso en el propio Gobierno, que uno solo puede llegar a una conclusión: el dinero de Europa no puede ser manejado por personas tan increíblemente venales.

El ministro de Industria Soria, que ha sido imputado también por corrupción urbanística en Canarias, acusó al ministro de Hacienda en el Consejo de Ministros de favorecer descaradamente a la empresa líder de renovables, Abengoa, de la que había sido asesor, en la nueva regulación de estas energías y que reciben más de 7.000 millones de euros de subvenciones anualmente. No puede permitirse por más tiempo este nivel de corrupción, y menos aún que existan 19 Comunidades Autónomas funcionando, con todos los organismos multiplicados por 19, un total de 8.1162 municipios (según el INE a 01-01-2012), 50 canales de TV regionales con pérdidas, 30.000 coches oficiales o 4.000 empresas públicas. Que emplean a 520.000 personas, creadas específicamente para ocultar deuda y colocar a familiares y amigos sin control ni fiscalización alguna. En conjunto, unos 120.000 millones, equivalentes al 11,4% del PIB, se despilfarran anualmente en un sistema de nepotismo, corrupción y falta de transparencia.
 
Nota 1.-El Fondo de reestructuración ordenada bancaria, FROB. Creado en España con motivo de la crisis financiera de 2008. Tiene por objeto gestionar los procesos de reestructuración de entidades de crédito y contribuir a reforzar sus recursos propios en los procesos de integración entre entidades. Se enmarca dentro de las medidas y planes de rescate e incentivación de la economía.
Nota 2.- De esta cifra total, la friolera del 60% son municipios de 1.000 habitantes o menos –un total de 4.862 municipios- y en 1.058  de ellos la cifra de habitantes no supera las 100 personas. De acuerdo con esta distribución tan particular, nos encontramos con que la inmensa mayoría de la población española se concentra en el resto de municipios, más grandes. Así, este 60% de los municipios españoles acumula solamente el 3,19% de la población total española. Sin embargo, esta distribución no es una razón por sí sola para abogar por la reducción de municipios. El problema es que contar con una estructura tan atomizada no es eficiente en términos económicos.

 

GDLl

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s