Acercando culturas, Valdemorillo viaja: El Guijo de Granadilla (Por Pilar Hiruela)

 Madrugamos y  sobre las nueve y media ya estábamos en este nuevo y encantador destino. Nos estaba esperando en la entrada D. Ateneodoro, Concejal de Cultura, que nos acompañaría durante toda la jornada. Nos dirigimos al Excelentísimo Ayuntamiento y fuimos recibidos por el señor Secretario, que excusó al señor Alcalde  ausente por trabajo, gestionando el conocido PlanE.

Hicimos un recorrido por las instalaciones consistoriales. Tanto por su enclave como por la cerámica que adorna sus paredes  merece ser visitado.  Nos obsequiaron  con un libro editado hacia poco, con fotos de antiguo, que nos habla de la historia de éste pueblo y sus gentes.

Cómo la conferencia seria por la tarde el  Concejal de Cultura había preparado un bonito itinerario para visitar algunas muestras del patrimonio histórico y cultural del municipio.

El Guijo de Granadilla está situado en la Alta Extremadura, en el magnífico valle del río Ambroz.  Pertenece al Partido Judicial de Hervás y su clima es templado, los veranos son calurosos y cálidos los inviernos, dónde casi todos sus habitantes son poetas, oyéndoles parece se expresan como escribiera Gabriel y Galán, gente noble y muy acogedora, como es habitual en esta hermosa tierra Extremeña a la que amo profundamente.

Empezamos nuestro recorrido acompañados  por D. Ateneodoro y visitamos en primer lugar la Iglesia Parroquia de San Andrés edificada según dicen en 1641. Destacamos su pila bautismal y su retablo mayor. La Iglesia tiene algún rasgo de estilo gótico y mampostería bien labrada. Los cuatro tramos interiores en los que está dividido el templo se cubren con una estructura de madera arquitrabada.  Su capilla mayor es también de estética gótica de época de los Reyes Católicos.  Concluida la visita al municipio, nos dirigimos a la Ciudad romana de Cáparra.  La importancia de este enclave romano es de suma importancia.  Hemos de reseñar que durante más de mil años fue la capital del norte de la actual Extremadura. Su visita nos causó gran impacto, dejándonos sensaciones que cuesta explicar. Por un lado te das cuenta lo importante que debió ser y el tráfico que pudo tener,  su evidente  relevancia y la  fascinación te hace adentrarte en la historia  y disfrutar.

Aguardaban nuestra visita en el Centro de Interpretación,  muy explicativo y bien dispuesto te muestra cómo van saliendo al paso los restos del anfiteatro, de la muralla y la puerta de entrada de las termas, del formidable foro, el arco  único emblemático tetrapylon o cuadrifonte de la península ibérica, con más de 500 años.
 

Cáparra está enclavada en la Vía de la Plata, que se aleja hasta Emérita Augusta bajo ese paisaje de arboleda casi misterioso. Tal es el caso, que nos lleva a recordar la historia de una manera clara y contundente cuando la provincia de Cáceres pertenecía a la Lusitana romana y  contaba con cinco núcleos urbanos de gran importancia, Turgaliun  (Trujillo), Augustobriga   (Talavera),  Caurión   (Coria), Norba Caesarina (Cáceres), y Capera. Este era el centro Jurídico Administrativo de un amplio territorio que incluía las Hurdes, la Vera, el Jerte, Alagón Oriental y la parte de Ambroz .

Seria en el siglo IV cuando empieza el declive de esta monumental Ciudad de Cáparra acentuándose ya en la Edad Media cuando Plasencia va creciendo como centro neurálgico del norte que con el paso de los siglos será (EXTREMADURA).

De regreso  visitamos el Pantano de Gabriel y Galán, construido en tiempo de Franco. Este embalse remansa  las aguas del Alagón (924 Hm3) sirviendo para la regularización del cauce abastecimiento de agua potable y riego de los que se benefician municipios bastante alejados, no es el caso de Guijo de Granadilla que por desgracia o mala gestión según nos contó el señor Concejal no tiene ni siquiera una hectárea de regadío.
Visitamos el poblado que se mandó construir como alojamiento de los trabajadores del Pantanos, muy interesante de ver por su arquitectura de granito.

Comimos en el pueblo de Ahigal que dista un kilometro de Guijo de Granadilla. Una comida distendida y amena.

De regreso al pueblo  nos recibió D. Juan José Barrios, el cual nos acompaño a visitar la Casa Museo Gabriel y Galán, cedida por la familia en 1980 y que  consta de dos plantas donde pudimos ver objetos personales del poeta, una de las habitaciones dedicada a una de sus poesías más conocida “El embargo”, escrita en Castúo y de su libro “Estremañas”, la cocina con todos los utensilios de época y el hogar y aperos de labranza.

A las siete de la tarde horas comenzó la conferencia con la presentación en pantalla de Valdemorillo,  envueltos con una grata calidez humana de sus ciudadanos, que iban regresando poco a poco de la recogida de la aceituna.  Decir emocionante seria poco, al término de la presentación y charla coloquio y después de las emotiva recitación de la poesía “Embargo”, de Gabriel y Galán por mi compañero y amigo Don Julio Arroyo, algunos asistentes pidieron si se les dejaba recitar alguna poesías escritas de su puño y letra, en esos cuadernillo que siempre les acompaña inclusive en las tareas del campo. Fue conmovedor  ver personas con más de ochenta años sacar sus cuadernillos arrugados por el uso y dónde tenían sus poesías   escritas a lápiz.

Ya comenté que en este pueblo casi todos sus habitantes son poetas, por supuesto que se les concedió la palabra. No sólo eso, sino que se les invitó a subir al estrado. Para nosotros  fue un orgullo  poder escucharlos. Cómo seria la cosa que terminamos todos emocionados viendo  ese sentimiento impreso en las libretas usadas con  frases y sentires a su pueblo y a su poeta  que inundó la sala de la Casa de Cultura. Nunca lo podré olvidar.

Se cerró el acto y a continuación  fuimos  invitados a cenar  en uno de los bares del pueblo a acompañados por el señor Concejal de Cultura, su señora,  D. Juan José Barrios Sánchez  y demás amigos. ¡Vamos, como si estuviéramos en   familia! Así de a gusto nos encontramos.

Al día siguiente acudimos a despedirnos al Ayuntamiento y salimos para Valdemorillo. No antes de visitar el cementerio y la tumba del poeta Gabriel y Galán.
La visita a Guijo de Granadilla,  el contacto con sus gentes ocupa un sitio muy especial en mi corazón.

Desde Valdemorillo en nombre de nuestro Excelentísimo Ayuntamiento y desde la “Asociación Municipios21” a la que pertenezco y en el de “Acercando culturas Valdemorillo viaja”.
Dar las gracias a Su Excelentísimo Ayuntamiento
A D. Ateneodoro Concejal de Cultura por haber hecho posible la unión de Valdemorillo y Guijo de Granadilla  en un intercambio cultural  muy positivo para ambos municipios.

A don Juan José Barrios Sánchez, del Patronato Casa-Museo “Gabriel y Galán”, un fuerte abrazo, agradeciéndole su especial colaboración que hasta hoy seguimos manteniendo, deseando un pronto un  nuevo encuentro, como así figura en la intención de su habitante del día después.
Otro abrazo con mi admiración a los autores, recitadores, que nos emocionaron con sus poesías, como el señor Flores, Rosalía, “la Estanquera”, Jesús “el Teniente”, Tomás Rodrigo y más que ahora no recuerdo. No os olvidaremos.
Un abrazo y mil gracias a mis acompañantes de viaje, Pilar Rodríguez, Julio Arroyo y esposa.

Pilar Hiruela

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s