Columnia que algo queda o a perro flaco todo son mulas (Por Luis Chamarro)

Columnia que algo queda, debió susurrarle alguien al alguien, y ahí comenzaron a redactar artículos variados, de segunda mano algunos. Y el cobro de la autora aparente por medio de una sociedad mercantil. Una acción de emprendimiento ajustada a los manuales.

Desde la comprensión del mal trago que puede suponer verse sorprendido por un cargo de confianza, como es de la dirección de una institución como esta fundación, no es menos evidente que ha habido una notable responsabilidad a la hora de ubicar a este talento universitario en tal puesto.  Un personaje que no tiene la capacidad de prever el alcance de esta iniciativa, propia de miembro de tuna estudiantil pasada de festejos. Ni que en situaciones como la de la regulación de empleo  habida en la Fundación Ideas y en el partido suele ser un caldo propicio para que conocedores de las peripecias habidas se revuelvan con el antes patrón y aireen pelos y señales.

¿Y el gerente, administrador o tesorero? No se enteró de que alguien estaba agitando la hucha para ver que caía. Con la de malas ideas que hay alrededor de la pasta.  Y como a perro flaco todo son mulas, con la organización socialista en estado de suma debilidad, le aflora esto el día que Montoro no tiene el valor de negar que hubiera cogido sobres de Bárcenas, con el gobierno popular acorralado política y mediáticamente.

A falta de más datos quiero pensar que es posible que los procesos de contratación de servicios  y cobertura de puestos hayan seguido criterios similares a los recogidos en los estatutos federales del  PSOE. Sin favores, sin exclusiones. No nos es ajeno que los afiliados tienen derecho a concurrir a las plazas de trabajo o servicios que pudieran tener que cubrirse. Yo en veintisiete años no he conocido una sola convocatoria.

No es suficiente la respuesta dada por parte de la dirección  de la fundación. Por injusto que le pueda parecer a los afectados más directamente desde fuera y desde dentro se espera que se asuma la responsabilidad política y se produzcan dimisiones. Además de los procedimientos de aclaración de lo ocurrido y recuperación de lo indebidamente pagado.

Desde las ideas y la participación ciudadana hay que avanzar seriamente en la refundación del proyecto socialista, imprescindible frente a lo que estamos viviendo.

LCH

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s