Llamamiento de convocatoria a la conciencia ciudadana (Por Jesús González)

Ante esta realidad que nos escandaliza y cuando la capacidad de perplejidad ante los casos de escándalos propicia una razón más para la rebeldía. Debemos construir un pensamiento crítico, ser inconformistas y rebelarnos ante injusticias como ciudadanos, porque se ataca a la clase trabajadora, que supone el 85% de la población. Como humanos debemos tomar conciencia, no ser pasivos, la pasividad nos convierte en cómplices.

Ahora, en Valdemorillo hay una corriente crítica que debe estructurarse y vertebrarse al margen de los partidos políticos que gobiernan o que están en la oposición. Ninguno está cumpliendo con su obligación programática, lo único que verdaderamente les importa es mirar por sus intereses personales y no las verdaderas conciernas del pueblo. El dinero disponible únicamente sirve para pagar los sueldos a los políticos del gobierno municipal, y se está manteniendo una situación de bancarrota estructuralmente consolidada.

Hay que ofrecer al ciudadano, al elector, otra visión de la política no ligada al poder como modo de vida, como forma de hacer caja, sino más bien como un objetivo de servicio a la comunidad. Por el momento, el color político es secundario y lo verdaderamente importante está en restituir la confianza del ciudadano en la gestión democrática de lo público y salvaguardar la dignidad del votante.

Ningún político debe entrar en política si quiere robar o vivir del cuento y hay que expulsar de ella, a aquellos que anteponen sus intereses a las conciernas del electorado. Porque ha llegado el momento de generar, en Valdemorillo, una corriente crítica de opinión autorizada que sepa mantenerse al margen de los partidos políticos que actualmente nos representan mal en los plenos municipales; con el objeto de constituir una plataforma democrática de la ciudadanía, por el momento, sin más color político que la honestidad contrastada de sus componentes, ya se ha realizado con éxito en otros pueblos de nuestra Comunidad.

Sus componentes deben admitir que su asignación económica debe coincidir con el volumen de trabajo y conforme al mercado interprofesional. En ningún caso el salario percibido debe afectar ni en más ni menos que el poder adquisitivo en el momento de cambiar de actividad.

Se realizaría una reunión abierta a la ciudadanía para establecer en asamblea la estructura orgánica del proyecto neo político, fijando criterios de apertura crítica directa a la ciudadanía. La agrupación será absolutamente democrática, temporal y con el único proyecto de restituir la maltrecha institución política local y desaparecer cuando las circunstancias lo permitan.

JGM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s