Otro pleno para el fulaneo (Por Luis Chamarro)

Si, otro pleno en que estas señoras dejan bien patente lo que es fulaneo político, seña de identidad que acompaña su hacer antes, durante y después de estos actos públicos, momentos en los que están mas expuestas ante la habitual representación del vecindario que acude informarse y muchos de ellos a indignarse.  Son unas pocas horas en que las que bajo un aparente escenario institucional acaban por mostrar, una y otra vez, las vergüenzas de estas dos expertas en el navajeo, el bolsazo y el esputo argumental.

En este pleno se preveía un punto de confrontación cuando saliera a relucir la campaña de firmas con la petición de dimisión o cese del concejal Alfonso Redondo. Una iniciativa política de la concejala de Izquierda Unida, Rosario Cámara  y ahí hubo que ver a la gobernanta, López Partida, salir al quite con un informe “técnico” en el que citaban las causas inhabilitantes por ley para el ejercicio del cargo, en las que no quedaba afectado el concejal Redondo, según manifestó ella. La regidora a lo suyo, tratando de blanquear el enmierde que arrastra con los suyos y con sus socios.

El concejal Redondo y la asimilada salarialmente como segunda alcaldesa, la concejala Villanueva, ocultaron sus deudas cuando se presentaron a las elecciones. No las conocían ni sus compañeros de listas. El acuerdo de gobierno se sustenta en la compra y venta de apoyos para poder hacer frente a sus situaciones personales, una la seguir en el poder, otros pagar las deudas, criterio generalizado entre quienes conocen lo ocurrido en estos años pasados. Además están los orígenes no explicados suficientemente cuando en el ejercicio de la oposición por otros representantes públicos.

El clima de tensión del pleno creció hasta el punto de volver a repetirse la expulsión de la sala de algunos de los que asistimos a estos eventos normalmente. También se dio el abandono solidario por parte de la oposición, PSOE e IU. Los tres concejales de Progresistas siguieron culo en silla pese a lo ocurrido y las advertencias que la gobernanta regidora les hizo sobre sus personales situaciones en cuanto a incompatibilidades para el ejercicio del cargo.

Quiero insistir aquí sobre lo que dije en el pleno antes de tener que abandonarlo. Yo escuche a la concejala Villanueva decirle a su colega de Pivalde, la concejala de Deportes, Elena Sánchez, que tenía que quitar del medio a la hija de Rosario Cámara, que no podía seguir trabajando en la empresa concesionaria del Polideportivo. Tres veces en menos de tres minutos repitió sus instrucciones, mientras hablaban en el rellano de la escalera del Ayuntamiento, junto a la puerta de acceso a la alcaldía. Yo esta a menos de tres metros haciendo fotografías de las actas del archivo histórico. La hija de la señora Cámara dejó de trabajar parea la empresa citada, tal como se ordenó por la concejala Villanueva. También conocemos otras maniobras de la gobernanta alcaldesa contra esta familia.

La campaña de denuncia de las mentiras de este grupo que ocupa el gobierno municipal ha de continuar. Ni los que les han votado merecen lo que aquí ocurre.

LCH

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s