Dos acosadoras (Por Municipios 21)

En las relaciones entre el acosador y sus víctimas hay una primera fase en la que no se manifiesta la predisposición a la violencia que, a partir de un momento, se puede manifestar. Hay un momento en que  un conflicto hará surgir el comportamiento negativo hasta entonces oculto que se desarrollará entre iguales o entre superiores e inferiores jerárquicos, a causa del cual el afectado es objeto de acoso y ataque sistemático durante tiempo, de modo directo o indirecto, por parte de una o más personas, con el objetivo de perjudicarle y/o hacerle el vacío.

La respuesta del entorno será la que determinará la solución rápida del ocoso o bien su permanencia en el tiempo, con el consiguiente daño en la salud física, síquica o social del acosado. Por tanto, el entorno es un elemento básico en el desarrollo del acoso. Los cómplices son los que magnifican las consecuencias de la conducta arbitraria, al permitir las decisiones ilegales e inmorales del causante del acoso:”se le deja hacer”. El extremo es cuando el superior principal es el que hace o propicia la dinámica de tal comportamiento, proyectando sobre el acosado la venganza, los celos y las frustraciones personales.
El acoso puede surgir en cualquier empresa, en la administración pública o relación social, algunas veces porque la organización del trabajo tiene una deficiente planificación y en otras por que forma parte integrante del “hacer” empresarial o institucional, pero sus consecuencias recaen sobre el sufrimiento moral y físico del trabajador o ciudadano damnificado

Las circunstancias varían en el tiempo y en los casos en una realidad como la que se da en un Ayuntamiento como el de Valdemorillo, en el que este dañino comportamiento es marca de la casa.  Mas desde el momento en que  el dúo López Partida y Villanueva asentaron sus reales proyectando sus turbias personalidades contra trabajadores, ciudadanos y otros responsables institucionales. Y es en este punto en que se les avisa a ambas para que cambien  su comportamiento o se atengan a las consecuencias.

Como dicen en el ámbito del teatro, mucha mierda.

M21

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s