Dos señoras públicas (Por Luis Chamarro)

El cartel recoge una imagen de la vicealcaldesa, toma no retocada,  realizada en una de sus violentas intervenciones en uno de los plenos municipales. El gesto muestra el real carácter de este personaje. Por ello se creyó adecuada para esta campaña de denuncia del trato que esta señora y la otra  dan a la ciudadanía valdemorillense. Es evidente que no les ha gustado.

Ver las actas de las Juntas de Gobierno, sus asistentes activos y pasivos, con las sanciones económicas  que, por unos u otros motivos, ponen en marcha para cubrir las necesidades de caja para pagar la cuadrilla gobernante da verdadero asco. Pero es lo que hay, que los vecinos, algunos claro, lo han querido y lo permiten calladamente. Eso pese a todo lo conocido, lo que hace a esos votantes dignos de los mismos “elogios” que de estas dos señoras pudieran hacerse.

Pasear por las calles de Valdemorillo es suficiente para comprobar que el uso del mobiliario urbano: carteles, cabinas, farolas, contenedores, marquesinas … es fundamental para dar a conocer la realidad del momento. Hoy mismo encontramos: ventas urgentes de pisos, ventas de muebles de pisos desahuciados, cursos de formación, ofertas de todo tipo de servicios profesionales, espectáculos diversos, bares de copas, comidas, ofertas municipales de cultura, juventud o tercera edad,  vacunaciones de animales,…..

Periódicamente los servicios municipales de limpieza pasan y retiran estos anuncios. Poco a poco vuelven a llenarse los espacios con nuevos carteles, con similares contenidos. Sin embargo, no aparecen iniciativas para ordenar estéticamente esta necesidad. El desorden facilita la multa arbitraria, el relleno de la faldriquera municipal y el castigo, de paso, a los molestos. Ello en lugar de habilitar generosamente de espacios de anuncio desde los que poder cubrir esta cada vez más necesaria demanda. En el centro del municipio y en las urbanizaciones. Con colaboraciones privadas, empresariales o institucionales como el Consorcio de Transportes o la Comunidad de Madrid.

Es otro el camino de estas dos conocidas señoras, López y Villanueva. Lo suyo es papel “couché” local, la propaganda  digital, la foto eventual, la apariencia, el paseo calle arriba, calle abajo, ofertando sus servicios, previa generosa retribución. Pues creen tener presencia e influjo en la vida social local. Dos señoras públicas.

LCH

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s