Cocodrilo a la vista

Hemos recibido un correo de un buen amigo en el que manifestaba su extrañeza por el ritmo de acción de esta página en las últimas semanas. Considera que habría que actualizar mas a menudo la información sobre nuestro municipio y sobre otros temas de mayor alcance. Llegó a temer que hubiéramos enterrado El cocodrilo de Valmayor tras los días desparecido de la red. Tras el correo la conversación  telefónica aclaratoria y este escrito que ahora se traslada.
Durante más de una semana desapareció la web del mundo de la red. Incomprensibles manejos entre empresas que pasan a ser propietarios de los medios en los que estos instrumentos de comunicación se alojan dieron lugar a este fenómeno de ocultación y aparición sin que nadie haya pedido disculpas. El trasiego de correos y petición de explicaciones no ha dado lugar a que sepamos que ha ocurrido realmente. El caso es que volvió a ser posible acceder a la página. Ahora estamos pendientes de otros ajustes técnicos que estamos valorando.
Informado nuestro amigo de estos asuntos volvió a requerirnos explicaciones sobre los contenidos de la página. La conversación se alargó más de dos horas. Lo primero que le recordé es que estaba a su disposición remitir sus valoraciones o informaciones sobre cualquier tema que considerara pertinente. Que sabía que no íbamos a ser gacetilla de transmisión de las notas de prensa del Ayuntamiento,  ni de partido político alguno.  Siempre habrá espacio para el que quiera expresar libremente su parecer. Son muchos años sin que nadie pueda decir que esto no ha sido así. Mientras seguiremos como los cocodrilos, con un ciclo vital parecido.
La realidad municipal ha seguido su ritmo y tendencia. Los acontecimientos institucionales se suceden en el calendario con la  misma cadencia corrupta que en los últimos más de quince años. Los papeles oficiales se siguen amontonando vertical y milagrosamente sobre el corcho de los anuncios  y desinformaciones en la entrada del edificio municipal.  Las nóminas se siguen liquidando a final de mes pues algo hay que hacer y de vez en cuando se convoca un baile municipal, lo llaman plenos, en los que a los de arriba, los de la mayoría, solo les falta escupir a los de enfrente, oposición, y a los de abajo, los asistentes asiduos. En el último se han pasado dos líneas rojas peligrosas. La actuación y manifestaciones propias de burdel en armas de las dos “alcaldesas” no se olvidarán.

Otras novedades han sido las alegaciones a la cuenta general del año 2013. Un larguísimo documento que otra vez más pone de manifiesto el fraude contable existente en este Ayuntamiento de Valdemorillo. Un trabajo que bien pudiera ser la base de un dossier de la Fiscalía Anticorrupción, desde el que poder depurar las responsabilidades legales y administrativas que pudieran derivarse. A buen entendedor no le hacen falta más explicaciones.
En estas llegó el mes de agosto, en otros tiempos época de mayor alboroto y presencia en las calles de este municipio. Los hosteleros y otros gremios lloran sus penas sin que parezca que quieran hacer algo frente a quien tiene la máxima responsabilidad de la situación municipal, la alcaldesa López Partida y sus cómplices.

LCH

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s